En una emotiva charla y en homenaje a sus hijos asesinados, las Madres de Soacha socializaron su lucha frente a los casos de falsos positivos con los alumnos del Liceo Mayor. Durante una hora y media un salón fue escenario de sentimientos encontrados y de una gran sensibilización hacia los estudiantes.


Dando cierre a la semana de las ciencias sociales, en la Institución Educativa Liceo Mayor de Soacha se realizaron algunas actividades para brindar a los alumnos un espacio de formas alternativas de aprendizaje, durante su cierre, quizá se vio el acto más emotivo de toda la actividad: Las Madres de Soacha, reconocidas por el difícil destino que han tenido que afrontar por culpa de la sed de dinero y de poder de algunos militares que les arrebataron a sus hijos, compartieron quizá el capítulo más difícil que han tenido que escribir en sus vidas.

“Lo que quisimos además de brindarle un homenaje a las Madres de de Soacha por el trabajo que han hecho, fue buscar una forma en que los muchachos entiendan que el mundo no es solamente las ilusiones que ellos creen, además desde cívica y urbanidad hemos venido trabajando este tema tan delicado como lo son los falsos positivos, la vulnerabilidad de los derechos y los delitos de lesa humanidad”, explicó Andrea Castro, jefe del área de ciencias sociales de la Institución Educativa Liceo Mayor de Soacha.

De igual manera señaló que se han venido realizando algunos talleres de reflexión entre los grupos participantes en la semana de las ciencias sociales, pero sin duda el evento central fue la charla que alumnos de noveno y décimo grado recibieron por parte de estas mujeres que de manera irregular e impune perdieron a sus hijos. Para tal fin se ha venido realizando un proceso desde inicio de año el cual consiste en una contextualización sobre el alcance político y social que este tema tan neurálgico ha tenido para el municipio.

“Este ha sido un proceso muy fuerte y no lo queremos culminar ahora, más bien queremos seguir trabajando con esto porque ha sido uno de los puntos base en ciencias sociales, cívica y urbanidad. Además es hacer que los muchachos entiendan que no están solos, que son seres humanos y pueden construir su proyecto de vida y por eso estamos en el trabajo de construir grupos de educación y de alfabetización que contribuyan a esta labor”, agregó la docente.

Por su parte, las principales protagonistas de esta jornada, expresaron su agradecimiento por la invitación que les realizaron, pero enfatizaron en que los habitantes del municipio todavía son ajenos al dolor que ellas han tenido que soportar y que desafortunadamente la mayor parte de la gente toma conciencia acerca de esta terrible situación cuando la vive en carne propia con su familia.

“Las madres de Soacha hemos venido haciendo una tarea muy juiciosa viniendo a los colegios y universidades a visibilizar la problemática, también estamos realizando un segundo trabajo muy importante acá en el municipio que es la galería de todos los últimos viernes de cada mes de cuatro a seis de la tarde, allí buscamos que la gente vea los rostros de estos jóvenes y escuchen de la voz de las víctimas y a nosotras que estamos en este momento buscando la verdad, la justicia y la garantía de no repetición”, dijo Luz Marina Bernal , madre de Fair Leonardo Porras, joven asesinado por militares en enero del año 2008 y que presentaba condición de discapacidad.

Vale la pena destacar que en la última semana de noviembre se realizarán en el Parque principal de Soacha, actividades de cierre y aniversario de este lamentable hecho en donde las madres visibilizarán los resultados hasta aquí obtenidos en cuanto a la divulgación y búsqueda de la verdad. Para tal efecto, entonarán canciones compuestas por ellas misma, presentarán retratos y pinturas alusivas al amor que contienen y que no pudieron seguir brindándoles a sus hijos; además se realizará un foro en la casa de la cultura con apoyo de algunas organizaciones que se han interesado en este tema.

“A nosotras nos preocupa demasiado porque la gente no sabe de esto, cuando sacamos la galería, la gente se acerca y pregunta ¿Qué es esto?, al principio preguntaban que cuál cantante se iba a presentar primero, a lo cual nosotras contentábamos no, ellos son nuestros hijos asesinados por la Brigada 15 en Ocaña (Norte de Santander) en los mal llamados “Falsos positivos”. Ahora, nosotras estamos orgullosas por la parte de los profesores y los colegios en donde nos han hecho la invitación para que nosotras hablemos y contemos estos caso y estos problemas, porque si bien perdimos nuestros hijos, ganamos muchos más a los cuales tenemos la obligación de cuidar contando esa problemática y lo que sucedió con nuestros hijos”, manifestó María Sanabria, madre de Jaime Steven Valencia, ejecutado en febrero del año 2008.

Con respecto a la actividad realizada, los alumnos se mostraron consternados porque contemplaron la emotividad de estas mujeres al contar detalles de sus historias de vida y el camino que han seguido con tal de no dejar perder el legado que sus hijos han dejado en sus vidas. Además, los estudiantes entonaron una canción que hizo que el sentimiento fluyera aún más en cada asistente al evento. Hay que destacar que la señora María Sanabria también interpretó un tema de su autoría que le compuso a su hijo fallecido.

“Nos enseñaron más sobre los casos de los falsos positivos que no conocíamos y no estamos de acuerdo con lo que ha hecho el gobierno para ganar fama, me pareció muy importante también porque ya uno sabe que hay que comportarse bien en la casa y en cualquier lado, mamá sólo hay una y muchas veces no caemos en cuenta del daño que le hacemos”, comentó Marlon Pimentel, estudiante del plantel educativo.

“Además fue muy fuerte ver la preocupación de las madres, porque uno se imagina a la mamá en esa posición y sería muy duro, que el maten al hijo y después lo culpen de ser un delincuente, esto nos sirve para aprender sobre el valor que hay que darle a nuestras mamás y a la familia”, señaló Cristian Agudelo.