Luego de su encuentro esta semana en Asturias, «Las Madres de Soacha» continúan el recorrido por varios países de Europa para recabar apoyos a su reivindicación de que sean condenados los militares colombianos que «ejecutaron extrajudicialmente» a sus hijos en 2008.


Inicialmente la presidenta de la Junta General del Principado, María Jesús Álvarez, recibió en la sede del Parlamento asturiano a Luz Marina Bernal, madre de una de las víctimas, que, junto a otras mujeres en la misma situación, recorre el continente europeo.

Según ha explicado en declaraciones a los periodistas, algunos soldados del ejército colombiano reclutaban con promesas económicas a hombres jóvenes, generalmente de zonas pobres, a los que mataban y luego presentaban falsamente como guerrilleros muertos en combate para recibir a cambio dinero, días de permiso o felicitaciones de sus superiores.

En total, se han registrado 3.183 casos en Colombia, decenas de ellos en la localidad de Soacha (Cundinamarca).

Este es el caso del hijo de Luz Marina Bernal, Fair Leonardo Porras, un joven de 26 años con una discapacidad mental del 53 por ciento que fue ejecutado en enero de 2008, acusado de ser narcoterrorista y de pertenecer a un grupo al margen de la ley.

«Él no sabía leer ni escribir, ni identificar el valor del dinero», ha dicho Bernal, que ha sostenido que «no es posible» que su hijo perteneciera a ningún grupo armado.

«Como madre me veo en la obligación de limpiar el nombre de mi hijo y de buscar la verdad y la justicia», aseguró.
Por ello, reclama al Gobierno colombiano que condene a los 27 militares implicados en el caso de Soacha, que hasta el momento sólo han sido destituidos.

Según dijo Bernal, el ejército hace todo lo posible por dilatar los plazos para que los delitos prescriban por lo que aumenta «la preocupación por que los casos se queden en la impunidad».
Además, la repercusión de las protestas de «Las Madres de Soacha» ha sido tal que reciben amenazas por parte de algunos sectores del ejército para que abandonen su causa.

«Si logramos que algún día haya justicia en Soacha, podremos seguir luchando para que la haya en el resto de los casos», concluyó.

Fuente: EFE