Luz Marina Bernal, una de las denominadas madres de Soacha, manifiesta nuevamente su inconformidad frente a la renuncia del juez que llevaba el caso de “Los falsos positivos”. Además reconoce que la lucha ya no es sólo por sus hijos sino por la paz del país que sufre la problemática de la violencia, por eso considera que las víctimas deberían tener representación en el proceso de paz.


Dilación del proceso, lucha y sufrimiento, pero también la satisfacción de contar con el apoyo internacional y de algunas entidades nacionales, son premisas que se destacan dentro la intervención de Luz Marina, quien es portavoz del sentir colectivo no sólo de las madres de Soacha, sino de muchas mujeres y personas del país que sufren la desaparición y reclutamiento de sus hijos.

«El proceso de paz es de todos los ciudadanos, deberíamos ser tenidas en cuenta como víctimas para que así cese toda violación a los derechos humanos, sería importante que las minorías, indígenas, madres, víctimas, personas de bajos recursos tengamos representación en las negociaciones que se generan», afirmó Luz Marina Bernal.

Sara Leukos, periodista del medio alternativo Rebelión, comparte la reciente entrevista realizada a esta madre.