Cientos de estudiantes, docentes y comunidad de los barrios Pablo Neruda y García, se unieron en una sola voz en contra del consumo de sustancias psicoactivas y de la inseguridad que sufre esta población sibateña.


Por las principales calles de estos barrios se realizó la marcha pasiva con un gran número de personas haciendo un llamado a la recuperación de los valores como el respeto, la libertad, la tolerancia y el sentido de pertenecía hacia su entorno.

Son varias acciones que el gobierno local en cabeza del alcalde municipal Ramiro Orlando Ramírez viene adelantando con el fin de garantizar la seguridad a los sibateños, trabajo en el que el acompañamiento de las autoridades ha sido vital.