Además durante las marchas en Bogotá se vandalizaron varias estaciones de Transmilenio y algunos bienes públicos. Hay una recompensa de $10 millones para capturar a los responsables.

Si bien a nivel general las protestas se desarrollaron de manera pacífica, la jornada dejó dos lunares que impidieron que el día concluyera en paz. El primero fue los enfrentamientos en los alrededores de la Universidad Nacional, desmanes que se extendieron a la calle 26, y el segundo fue la vandalización de algunas estaciones de Transmilenio a cargo de encapuchados.

De acuerdo al informe de la Policía Metropolitana de Bogotá, algunas de las estaciones vandalizadas fueron Av. 39, calle 45, Profamilia y calle 26.

Ante el daño a las estaciones de Transmilenio, el secretario de Seguridad de Bogotá, Aníbal Fernández de Soto, ofreció una recompensa de $10 millones por información que conduzca a la captura de las personas que rompieron vidrios y causaron daño a la infraestructura del sistema.

Igualmente se reportó la captura de 47 personas, entre ellas una joven estadounidense que estudia en Bogotá y que agredió a la fuerza pública; además resultaron tres policías heridos, uno de ellos de gravedad por lesión con arma blanca.

La presencia de Ejército y Policía continuará este viernes, y hasta que cesen las marchas.