Por segunda vez las familias sibateñas damnificadas por el invierno recibieron ayudas humanitarias gracias a la gestión de la Administración Municipal ante el Gobierno Nacional, a través del programa ‘Colombia Humanitaria’.


Fueron entregados 70 mercados y la jornada se dividió en dos partes: la primera fue en el salón comunal del barrio García ya que allí se concentra el mayor número de damnificados como consecuencia de la inundación que se presentó al año anterior; y la segunda entrega fue en el Centro Cultural La Quinta para los afectados de los barrios La Inmaculada, La Unión, La Macarena, Perico, La Honda, Pie del Alto y San Jorge. “Esta vez el proceso ha sido más sencillo que el anterior, básicamente verificamos la información con la cédula de ciudadanía y la huella”, comentó Edson Erasmo Montoya, alcalde encargado.

La Administración municipal sigue adelantando el proceso de gestión para las familias que vivían en arriendo y que fueron afectadas por las inundaciones en el barrio García, Pablo Neruda y la vereda Chacua; “las familias ya están inscritas y más adelante estaremos entregando respuestas tanto para las personas que viven arriendo como para los propietarios con el tema de arreglos locativos”, aseguró el Alcalde.

La Administración ha sido muy disciplinada haciendo las visitas a las viviendas, realizando los censos y recopilando la información necesaria para la gestión de ayudas, sin embargo, se recomienda a los habitantes comunicar cualquier emergencia ante las entidades pertinentes, teniendo en cuenta que el departamento de Cundinamarca se encuentra en alerta permanente por la crítica situación invernal.