Durante la semana de ‘Amar es Desarmarte’, la ciudadanía entregó voluntariamente 126 armas de fuego. Esta campaña, que desarrolla la Alcaldía Mayor de Bogotá, a través de la Secretaría Distrital de Gobierno, promueve el desarme y concientiza a la ciudadanía a optar por una sana y positiva convivencia.


Entre los días 26 y 29 de octubre se dispuso de cuatro iglesias en las localidades de Chapinero, Suba, Usme y San Cristóbal, para que los bogotanos y bogotanas entregaran sus armas; entre otras iglesias participaron, San Bernardino de Bosa, San Jacinto Camino, Verdad y Vida de Suba y la iglesia de Nuestra Señora de Lourdes. Durante estos días se recibieron: 2.902 cartuchos de munición, 7 granadas, 6 proveedores, 5 barras de indugel y un detonante.

Cabe destacar que estas jornadas invitan a los ciudadanos y ciudadanas que portan armas que las entreguen en forma voluntaria, libre y espontánea. De igual manera, informan que las armas de fuego son uno de los principales factores de riesgo de violencia y que cada vez que se entrega un arma, se tiene un gesto invaluable por la vida.

Gracias al trabajo coordinado de la Administración Distrital; la Policía Metropolitana de Bogotá; el Departamento de Control, Comercio de Armas y la Arquidiócesis de Bogotá, los ciudadanos y ciudadanas que entregaron sus armas recibieron a cambio bonos redimibles por mercados que pueden hacer efectivos en almacenes de cadena. También el diseño del programa garantiza anonimato, ausencia de consecuencias legales y la fundición de las armas.

La Secretaria Distrital de Gobierno, Olga Lucía Velásquez Nieto, invita a todos los ciudadanos a entregar todas las armas que tienen en sus hogares, en sus trabajos o en su poder para establecer territorios seguros y libres de violencia.

La jornada de desarme voluntario se retomará del 2 al 6 de noviembre próximos. La jornada del 2 de noviembre se llevará a cabo de 8:00 a.m. a 4:00 p.m., en la iglesia de Nuestra Señora de Lourdes (calle 63A No. 10–09).