Octubre fue un mes difícil para 115 municipios en el país, en donde las lluvias dejaron 24 mil familias damnificadas. Fue este mismo mes, según la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo (Ungrd), el más lluvioso en lo que va de 2016. Por los desastres que causaron los torrenciales aguaceros murieron 14 personas.


Si bien las cifras son preocupantes, la Ungrd señala que “hoy se tiene un 80 % menos de afectación en contraste con años anteriores”. Uno de los departamentos más afectados fue Chocó, en donde la Ungrd entregó cerca de 220 toneladas de ayudas humanitarias para 20 municipios.

De acuerdo con el director de la Ungrd, Carlos Iván Márquez, “la vulnerabilidad se baja con obras de mitigación, con gente capacitada, con sistemas de alerta temprana, con la dotación a los organismos para que puedan actuar y es lo que estamos haciendo a nivel del Sistema Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres de la mano con todos los sectores involucrados en la gestión del riesgo”.

El plan de contingencia que elaboraron para esta temporada, según Márquez, contemplaba cuatro fases: Preparación y aislamiento, que consiste en asegurar que todos los sistemas de prevención estén funcionando; etapa de respuesta, en la que se comenzaron a ejecutar cerca de 50.000 millones de pesos aprobados por el Gobierno, fase de recuperación, en la que se atenderán las afectaciones de vivienda y se reparará la infraestructura afectada, y por último el sistema de sistematización, que consiste en procesar toda la información.

Fuente: ElColombiano.com