Más de 300 presos en estaciones fueron trasladados a cárceles

Agentes de la Policía y funcionarios del INPEC tomaron a más de 300 presos en estaciones y fueron trasladados a cárceles, con el fin de reducir el hacinamiento.

Este martes 10 de enero las autoridades hicieron traslados a las cárceles de alrededor de 310 presos que se encontraban detenidos en diferentes estaciones de la Policía y Unidades de Reacción Inmediata.

Según las autoridades, esta medida busca reducir el hacinamiento en un 24%. La decisión se tomó luego del fallo de un juez tras varias mesas de trabajo entre el Ministerio del Interior, el INPEC, la alcaldía de Bogotá y la Policía Nacional.

El subcomandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, coronel Eiver Alonso, dio el anuncio: «Se lograron habilitar 310 cupos de solamente condenados que se encontraban en las estaciones de Policía».

Cabe mencionar que en la primera movilización se trasladaron 46 presos de estaciones, condenados por homicidio, feminicidio, extorsión agravada, fabricación y porte de armas de fuego, entre otros.

Hasta el momento las autoridades reportaron que el procedimiento se ha realizado con total normalidad, sin embargo, como prevención, el traslado se hizo con varios uniformados y además el acompañamiento de personal del Esmad para evitar que los detenidos intenten escapar.

Le puede interesar: Uniformados evitaron que una mujer se suicidara en Fontibón

De igual manera, la Policía indicó que en Bogotá hay más de 3.124 condenados y sindicados en total; por el momento se movilizaron solo los condenados. 

Finalmente, las autoridades mencionan que las URI son un lugar transitorio para los delincuentes, pero ya había varios presos que llevaban al menos 6 meses allí.

Foto referencial: Alcaldía de Bogotá