El pico y placa facilita la entrada a los viajeros entre las 12 m. y las 8:00 p.m. Sin embargo, se cuestiona el cierre de cruces y la congestión en la noche.

Para la Alcaldía Municipal, el pico y placa que se aplicó el lunes festivo sobre la autopista Sur en Soacha, sentido Girardot – Bogotá, finalizó con éxito ya que los conductores acataron la medida e ingresaron alrededor de 36 mil automotores por este corredor vial.

Gracias a esta medida, los viajeros ingresaron a Bogotá en 20 minutos, reduciendo su tiempo de viaje en 2 horas. Así, se logró que no se presentara ningún accidente ni comparendo sobre la vía.

De igual manera, la alcaldesa encargada, Darlin Lenis y la secretaria de Movilidad, Angélica Hurtado, resaltaron la importancia del grupo de Auxiliares Viales Estratégicos (AVE), al igual que el uso de las vías alternas para aquellos vehículos que tienen restricción.  

Sin embargo, los soachunos consideran que la medida beneficia a los viajeros, pero perjudica a los residentes de la ciudad, por el cierre de algunos cruces y la alta congestión que se realiza después de las 8:00 p.m.

“El acalde dijo en campaña que no iba a permitir dividir la ciudad, que como fuera no dejaría cerrar los cruces, pero faltó a su palabra porque hay varios cerrados y nos pone es a dar vueltas en medio de los trancones de la autopista”, puntualizó Javier Medina, residente en la comuna seis.