En el marco del paro nacional y agrupados en la calle 22 de Soacha, amantes del hip hop, rap y otras culturas y movimientos artísticos, se concentraron en este sitio alrededor de un concierto.

El mensaje de todo este conjunto de expresiones artísticas que se reunió en el Tropezón, fue claro. “Queremos decirle ya no más a los bloqueos, ya estamos cansados de salir, pero queremos convertir toda esta rabia e indignación en propuestas concretas, en canciones, en arte y cultura, por eso comenzamos a unirnos los amantes del hip hop porque creemos que somos la voz de los que no tienen voz, los que representamos esa vida del estrato bajo y nos sentimos identificados con esas necesidades”, dijo Juan Daniel Cañón, uno de los organizadores del evento.

La dinámica de hoy fue diferente porque se reunieron desde las 11:00 a.m.  en medio de un concierto que se prolongó hasta las 6:00 p.m., siete horas de disfrutar y hacer sentir una cultura que algunos la estigmatizan, pero que en el fondo lo que reclaman son oportunidades de vida.

Al final del concierto se dio la orientación de no bloquear la autopista Sur para evitar traumatismos en el tráfico y malestar entre la comunidad.