Ante las amenazas presentadas a la rectora de la I.E. Ciudad Latina, Graciela Arias, y debido a la situación de inseguridad que enfrenta la comunidad educativa como el asesinato de un docente hace 15 días, el secretario de Educación de Soacha Ignacio Castellanos Anaya lideró una reunión donde se acordaron medidas urgentes para proteger la vida e integridad de los amenazados.


A la reunión, realizada en la Institución educativa de Ciudad Latina, asistieron además el personero delegado para los derechos humanos Dany Leguizamón, el subcomandante de la estación de policía de Compartir, docentes y la rectora Graciela Arias, quien reiteró las amenazas recibidas a través de panfletos y correos de internet.

contralor-1.jpgLa licenciada denunció también que las amenazas se extienden a seis rectores más y dijo que la situación ya está en manos de un investigador de la Sijin. «Lo que quiero es que se investigue la procedencia de los mensajes, porque al parecer proceden de una sola persona ; en todos los escritos se repiten algunas palabras, por eso tengo una carpeta donde he archivado las amenazas que llegan vía internet», explicó la rectora.

Pero aunque no existen amenazas concretas para los docentes de la institución, la mayor parte de los educadores se mostraron preocupados por la tensa situación que se vive. Una vez el secretario de educación inició la reunión, uno a uno los docentes fueron manifestando lo que más les inquietaba y algunos se atrevieron a contar cosas que quizá sus compañeros no sabían.

Por ejemplo, el coordinador académico se mostró sorprendido por la delicada situación y denunció la poca acción de la policía ante la presencia de pandillas en las afueras de la institución. Dijo que una vez conocidas las amenazas, todos los docentes del establecimiento educativo se reunieron para elaborar una carta manifestando que ninguno de ellos tenía que ver con los comunicados amenazantes.

Una docente denunció las constantes amenazas a miembros de la comunidad educativa y puso como ejemplo el caso de un estudiante que en la mañana de hoy se vió obligado, junto con su familia, a abandonar el colegio y su lugar de residencia, debido a amenazas de muerte por parte de una de las pandillas juveniles que hace presencia en la zona.

moto-.jpgOtra denuncia que se hizo pública en la reunión fue la presencia directa de estudiantes en los grupos de delincuencia juvenil del barrio, o aquellos alumnos que sirven de informantes a las denominadas pandillas. Incluso algunos dieron nombres propios y apodos de los líderes de las bandas delincuenciales, y dejaron en conocimiento público que el mal estado del cerramiento se presta para que a los vendedores de vicio se les facilite su labor.

Ante las delicadas denuncias el personero delegado para los derechos humanos dijo que el organismo que representa está comprometido con la seguridad de los docentes y pidió denunciar inmediatamente cualquier acto de amenza para que él y su equipo puedan actuar. Leguizamón recordó que en Soacha existe un comité especial para docentes amenazados, y se comprometió a recibir todas las llamadas necesarias, siempre y cuando contribuyan a la protección de la vida e integridad de los seres humanos, en este caso, de rectores, estudiantes y docentes.

El subcomandante de la estación de policía de Compartir, subintendente Jorge Bejarano, reaccionó positivamente ante el inconformismo expresado por los educadores, y se comprometió a tomar medidas inmediatas para brindar seguridad, no solo a la rectora, sino a los estudiantes y a la misma comunidad de los alrededores. «Me comprometo desde hoy mismo a colocar una moto en la entrada del colegio, un grupo de motorizados que haga ronda en la institución, especialmente a la hora de entrada y salida de estudiantes, y por su puesto toda la protección para la rectora que incluye acompañamiento y asesoría para que tome las medidas pertinentes», dijo el suboficial.

Ante tanta denuncia, el Secretario de Educación se mostró muy comprometido en la búsqueda de caminos que conduzcan a brindar seguridad a todos los miembros de las comunidades educativas. Una docente, al denunciar dos casos específicos donde se excluyen niños del colegio y se les priva del derecho a la educación, le dio pie al titular de la educación del municipio para que anunciara buenas noticias a la comunidad educativa de Soacha. Dijo que «esta es una administración diferente y personalmente dí directrices para que acatemos la norma nacional de ofrecer gratuidad en la educación; además en la Secretaría modificamos la resolución de costos para evitar cobros elevados a los padres de familia, teniendo en cuenta que colegio que no la acate, será sancionado. Incluso si el padre de familia ya pagó, ese dinero le será devuelto», explicó.

Castellanos Anaya anunció además ante la comunidad educativa del colegio de Ciudad Latina, que el municipio declarará la emergencia educativa, lo que permitirá la ampliación de cobertura comenzando por grado cero y posteriormente con los décimos.

Pero en el tema específico de las amenazas, el Secretario explicó que el próximo jueves se reunirá con los rectores de los demás colegios oficiales para escucharlos y verificar si efectivamente han sido amenazados o se trata simplemente de un rumor.