En la sede de la Cámara de Comercio de Cazuca se realizó una nueva reunión de la Mesa Provincial de Competitividad Soacha- Sibaté en la que se estableció una nueva estrategia de apoyo hacia los campesinos de la región para la que puedan comercializar sus productos de una manera más equitativa, cómoda y segura.


La Mesa de Competitividad es un escenario de concertación público-privada de escala provincial, donde se identifican y gestionan proyectos de impacto en cada provincia, trascendiendo el ámbito municipal, para estimular la competitividad de la Región. A la sesión del pasado 8 de mayo, asistieron representantes de Cámara de Comercio de Bogotá, ASOMUÑA, ASOINCA, Fundación Social, SENA, Uniminuto, PNUD, Fupad, la Alcaldía de Sibaté, la Dirección de Desarrollo Económico y la Dirección Bioambiental de la Alcaldía de Soacha, junto con la Secretaría Especial para Soacha y la Secretaría de Competitividad, de la Gobernación de Cundinamarca.

En la sede de la Cámara de Comercio de Cazucá se llevó a cabo la socialización de avances del proyecto de Seguridad y Soberanía Alimentaria que tiene como propósito generar oportunidades para que campesinos de los municipios de Soacha y Sibaté conozcan y se empoderen de mejores formas de producción y cómo comercializar sus productos sin someterse a intermediarios ni a las condiciones de Corabastos, además de evitar que los devuelvan a la región a precio más costoso para el consumidor.

“Se trata de un proyecto provincial; tiene la ventaja de la articulación institucional entre la doctora Ángela Cortés, coordinadora de seguridad alimentaria de Sibaté, Esperanza Montoya, Directora de Gestión Bioambiental y la Ing. Maritza Osuna, Profesional del Programa Seguridad Alimentaria de la Alcaldía de Soacha, Paola González de Emprendimiento del SENA, junto con Asocampro, organización de base campesina, representada por Liliana Guevara, con quienes se viene trabajando de manera coordinada con la Secretaría Especial para Soacha de la Gobernación de Cundinamarca y Uniminuto”.

Se ha optado por la ejecución de un proyecto piloto con 4 estrategias:

• Social: Organización y asociatividad, grupal e individual, mediante acompañamiento a campesinos en su respectiva zona de producción, capacitación para fortalecer aspectos de gestión social para construir con los campesinos la solución adecuada a sus problemáticas con la concurrencia de la oferta institucional.
• Comercial: Desarrollo de competencias para la comercialización y venta de productos a partir de requerimientos de la demanda, lo que incluye el componente logístico con el fin de optimizar la distribución de alimentos a consumidores y familias. Se contemplan aspectos como transporte adecuado, acopio, estrategias de mercadeo, distribución y control de calidad así como el desarrollo de una plataforma tecnológica para la transacción de alimentos en línea.
• Estrategia de comunicación: Promover el uso de redes sociales para la difusión de avances del proceso y lograr el reconocimiento y apoyo de la población urbana de los municipios e involucra a los consumidores, para articular el trabajo mancomunado rural-urbano.
• Institucionalidad: Se está llegando a los corregimientos y a los sectores rurales donde los campesinos habían perdido la credibilidad en las instituciones. Con base en este proyecto los campesinos están creyendo y participando activamente en estos procesos. El objetivo es que se capaciten y desarrollen la economía solidaria aumentando su productividad y tecnificación para agregar valor a los productos y contribuir a la Seguridad alimentaria de la región.

“Vamos a iniciar un proyecto piloto con 400 campesinos de nuestras veredas, que beneficia a 1000 familias vinculadas a procesos institucionales para participar en la producción y en el mercado local de los dos municipios. El proceso también está apoyado por Uniminuto Regional Soacha, a través del Centro Universidad- Empresa y sus estudiantes de Trabajo Social, algunos de los cuales están asociados a Asocampro, quienes capacitan a los demás integrantes de la asociación campesina en sistemas de producción sostenibles que se aplican al proyecto para estimular el mercado campesino que se promueve en áreas urbanas con apoyo de la administración municipal”, comento Maritza Osuna.

“La capacitación en construcción de empresa, mercadeo, administración, contabilidad, involucra a todos los miembros de la asociación, quienes desarrollan competencias en estos procesos. Adicionalmente se apoya la compra y venta del producto al campesino para facilitar el flujo de dinero que contribuye a la economía de estas empresas familiares. Los estudiantes de trabajo social, una vez reciben su formación, la multiplican en las fincas y unidades productivas de la región, como una práctica que ya estamos realizando”, dijo Alejandro López, Coordinador del Centro- Empresa de Uniminuto, sede Regional Soacha.

Luego de poner a prueba el proyecto piloto de Seguridad y Soberanía Alimentaria, el modelo será replicado a toda la provincia y en principio a otros municipios como San Antonio, Tena y Granada.

La Mesa de Competitividad Provincial ratificó su acogida y ofreció su apoyo para promoverlo ante instancias departamentales y regionales como CISANCUN y postularlo como un proyecto regional ante el OCAD para garantizar una mayor cobertura que contribuya a la reducción de la desnutrición y mejore las condiciones alimentarias de los ciudadanos de la provincia y la región. Los municipios por su parte continúan promoviendo y posicionando estas acciones para mejorar la condición de seguridad y soberanía alimentaria y nutricional para su población.

Foto: Calidad original