Más de 28,5 millones de latinoamericanos viven fuera de su país de origen. Así lo determinó el último estudio entregado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, Cepal. La investigación arrojó que los que más han dejado su país son los mexicanos y colombianos y el país en que prefieren reubicarse es Estados Unidos.


Según el documento «Tendencias y patrones de la migración latinoamericana y caribeña» entregado por la Cepal, hay más de 26 millones que viven fuera de su país y representan 4% de la población regional. Del total de estas personas, 11,8 millones son mexicanos, 2 millones colombianos y 1,3 millones salvadoreños. Estados Unidos recibe a 70% de estos migrantes y, con 20,8 millones de acogidos, es su primer lugar de destino, seguido por España que cuenta con 2,4 millones de estos extranjeros.

El estudio también evaluó la migración dentro la región; es decir, personas que se mudan a países de su misma región. En esta categoría, Argentina, Venezuela, Costa Rica y República Dominicana son los que concentran el mayor número de migrantes. Según la Cepal, El estudio destacó que los flujos migratorios intrarregionales aumentaron a un ritmo anual de cerca de 3,5% entre 2000 y 2010, lo que mostró una tendencia a la aceleración respecto a los veinte años anteriores, cuando creció a tasas en torno a 1%.

En cuanto a migración ultramar, se destacó a España como el país que, entre el lapso de tiempo mencionado, mayor intensificación migratoria había experimentado, «a causa de la crisis económica de este país», señaló el informe. Respecto al retorno de latinoamericanos, el mayor flujo se observó en México, donde 860.000 personas han regresado a este país. De acuerdo al organismo multilateral, este fenómeno se dio posiblemente a las repatriaciones forzosas.

El reporte de la Comisión consideró una muestra seleccionada de 10 países de la región con bases censales de 2010.