Millonaria deuda de EPS con el hospital Cardiovascular de Soacha

El hospital Cardiovascular del Niño de Cundinamarca que por sus servicios y especialidades abiertas lo catalogan como el único de IV nivel en el municipio, se encuentra en una difícil situación económica, pues las entidades promotoras de salud le deben cerca de 200.000 millones.


El hospital, no sólo presta servicios a los soachunos, también a pacientes de diferentes municipios cundinamarqueses y de Bogotá.

Ciro Olaya, presidente de la junta directiva del hospital indicó que pese a que el hospital no está aún en una situación económica deficitaria, ni siquiera cerca de una liquidación, si la deuda no se cancela se declarará situación de emergencia en aproximadamente medio año.

Olaya insiste en que han “llamado varias veces al día al ministro de Salud, pero no nos atiende”. Quieren contarle que las EPS del Estado deben $ 85.000 millones, que las liquidadas son responsables por otros $ 40.000 millones que dejaron de pagar hace 5 años y que los pacientes que no pagan nunca dejan un hueco de $ 18.000 millones anuales.

Aun así, la empresa no renuncia a la atención de pacientes tanto del régimen subsidiado como del contributivo. Por tratarse de un municipio con el 44 por ciento de la población en estrato 1, y el 33 por ciento en estrato 2, han mantenido unas tarifas que llegan a estar casi 40 por ciento por debajo de las de otros centros asistenciales de Bogotá de su misma categoría.

Es importante recordar que el hospital está concesionado a un grupo de privados, por lo que la entidad debe pagar impuestos cuyo costo asciende a los $ 12.000 millones anuales. “Prestamos un servicio público y garantizamos un derecho fundamental; deberían aliviar esa carga”, insistió Olaya.

Fuente: Eltiempo.com

cargando...