Aunque a esta hora la situación es normal en la localidad de Ciudad Bolívar y el servicio de transporte fluye normalmente, las pérdidas a raíz de los actos vandálicos presentados anoche luego del paro de volqueteros, son millonarias.


Todo comenzó sobre el medio día cuando un grupo de volqueteros paralizó parte de la avenida Boyacá a raíz de un posible decreto que cambiaría el recorrido de esta clase de vehículos por las calles de la capital. Aunque hasta ahí la situación era normal y los manifestantes levantaron el bloqueo pasadas las 5:00 p.m., entrada la noche un numeroso grupo de jóvenes comenzó a enfrentarse con la policía.

La situación empeoró y los vándalos aprovecharon para romper vidrios, incendiar llantas y arremeter contra el comercio y las entidades bancarias de la localidad. Incluso un banco ubicado cerca a la calle 65 sur con Avenida Boyacá fue destrozado completamente.

Un hecho que se repudió fue la retención de un grupo de personas dentro de un centro comercial por parte de los manifestantes. Para su rescate, fue necesaria la intervención del ESMAD.

A raíz de los hechos, el alcalde Gustavo Petro decretó el toque de queda hasta las 5:00 a.m., aunque a esta hora la situación es de aparente normalidad.
Aún no hay un reporte oficial de heridos y capturados, pero las primeras informaciones confirman que tres agentes de la policía resultaron lesionados y hay varios detenidos.