Mediante una auditoría, la Contraloría Distrital confirmó que la ciudad perdió más de $1.600 millones por los sobrecostos en la compra de 140 ventiladores mecánicos.

El ente de control dijo que el Distrito incurrió en el millonario sobrecosto por culpa de la mala gestión de la Entidad Asesora de Gestión Administrativa y Técnica (EGAT), hecho que sucedió en medio de la peor crisis económica y de salud en la historia de la capital.

Lo que dijo la Contraloría Distrital es que el precio del mercado de cada ventilador era en promedio de 93 millones de pesos, mientras que Bogotá los compró a $108 millones cada uno en la primera compra, aun cuando en ese momento había disponibilidad en el mercado de ventiladores mucho más baratos.

Pero además, el órgano de control encontró un segundo hallazgo fiscal por 643 millones de pesos en otra compra de 70 ventiladores. El sobrecosto total estimado por la adquisición de los 140 ventiladores fue de 1.673.000.000 de pesos, aproximadamente.

La Contraloría hizo una comparación y afirmó que el Distrito pudo haber utilizado ese dinero pagado de más en:

  • 18 ventiladores más para ampliar camas UCI.
  • 2.852 tabletas o 1.693 portátiles para niños vulnerables.
  • Renta básica para 1.841 hogares.
  • 4.590 canastas básicas para familias entre 3 y 6 personas.

Fuente Sistema Integrado Digital