Uno de los aspectos que permitió el levantamiento de la protesta de transportadores realizada recientemente en Soacha fue la inclusión de tres temas en la mesa de trabajo instalada para tales fines en el Ministerio de Transporte. Pero dónde están involucrados los usuarios, quienes se ven perjudicados a diario por las decisiones que se presentan en el tema del tránsito en Soacha.


“Lo que nosotros solicitamos como MIRA es que exista una inclusión real de la gente en las discusiones y decisiones que se tomen, que los que sufren todos los días de la mala prestación del servicio tengan voz y voto. Es inconcebible que mientras los transportadores hacen sufrir a una población de cerca de 800 mil habitantes, el transporte sea el peor conocido, no se respetan las rutas, no se recoge a los hombres en las horas de la mañana y ahora con el pico y placa lo que se observa es un gran hacinamiento en cada uno de los vehículos que salen de Soacha a cualquier hora del día”, señaló Joaquín Guzmán, Vocero de la Gestión del Congreso del Senador de MIRA, Manuel Virgüez que se realiza en Cundinamarca.

“La falta de planeación que ha vivido Soacha desde hace muchos años ha traído como consecuencia este desgreño en cuanto al transporte público. Las empresas no cuentan con un parque automotor nuevo, ni lo pueden renovar y, además, año tras año se disminuye el número de vehículos de las empresas urbanas autorizadas por la Alcaldia de Soacha por vida útil. A la problemática vivida hoy, se le va añadir lo que se avecina con la entrada de los Megaproyectos de Vivienda. Si en estos instantes ni siquiera se puede cumplir adecuadamente con los nuevos habitantes de Ciudad Verde y de Parque Campestre cómo será en el futuro cercano. Ni la llegada de Transmilenio ayudará, todo esto colapsará. Es necesario tomar medidas urgentes pero que estén involucradas las personas, la comunidad, las veedurías” señaló Guzmán.

Otro aspecto que es prioritario discutir es el tema de los taxis. El número de vehículos que opera en el corredor Bogotá – Soacha es de 1.200 automotores de transporte colectivo, con radio de acción municipal; y 1.300 vehículos de transporte intermunicipal. En materia de taxis se estima que 300 de ellos proceden de Soacha a la capital del país. “Es necesario que se contemple la posibilidad de abolir la denominada planilla de viaje ocasional que tiene un valor de $12.000” enfatizó Joaquín Guzmán.