Con la entrega de estufas ecoeficientes, la administración departamental pone en marcha una alternativa para mitigar efectos de este fenómeno. Los dispositivos reducen en promedio un 50% el consumo de leña.

La Secretaría departamental de Ambiente y la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca – CAR, instalarán estufas ecoeficientes y sus respectivos huertos dendroenergéticos a 450 familias del territorio con un costo cercano a $3.100 millones, con el propósito de aportar a la reducción de emisiones de gases efecto invernadero, evitar la exposición del hogar al humo y minimizar sus efectos nocivos sobre la salud humana.

Así lo explicó la Directora de Ecosistemas Estratégicos y Sostenibilidad Ambiental del Territorio de la cartera del Ambiente, Andrea Medina Velásquez, quien manifestó: “Suscribimos un convenio con la CAR con el ánimo aportar a la reducción de emisiones de gases efecto invernadero mediante la instalación de estufas ecoeficientes con sus respectivos huertos dendroenergéticos”.

Las estufas que recibirán las familias beneficiadas cuentan con una menor capacidad para leños grandes de madera y esta cavidad al ser más pequeña genera un sistema calórico más amplio que permite conectarla a un dispositivo termo electrónico, dos celulares e incluso ocho bombillos.

Los nuevos elementos generan ahorro en el consumo de leña en promedio por hogar de un 50% gracias a sistema cerrado de calor, que conduce eficientemente la energía calórica y protege la llama del viento, permitiendo disminuir la pérdida de energía y maximizar su uso, al acelerar la cocción de los alimentos y reducir también la producción de humo.

La estrategia responde a lo establecido por el Plan Departamental de Desarrollo 2020-2024 “Cundinamarca, Región Que Progresa”, que instauró la línea estratégica Más Sostenibilidad, con objetivo consolidar un territorio basado en la conservación, preservación y rehabilitación del medio ambiente.