El capitán Jesús Alberto Solano Beltrán, comandante de la Sijín de Soacha, murió en la noche de este viernes luego de ser herido con arma blanca el pasado miércoles.

El capitán Solano resultó herido con arma blanca el pasado miércoles cuando intentaba impedir un saqueo dentro de las protestas presentadas en el marco del paro nacional.

“La muerte del capitán Solano debe ser un llamado a la reflexión. Vivimos tiempos difíciles en los que es fundamental afianzar los lazos de diálogo y solidaridad. Un abrazo para su familia y amigos en este doloroso momento”, escribió el gobernador Nicolás García.

Jesús Alberto Solano Beltrán fue un buen oficial. Trabajó en las escuelas desde Subteniente a Capitán, fue jefe de evaluación y calidad donde logró la primera acreditación en alta calidad del programa de formación de patrulleros.

Era criminalístico y unos de los primeros investigadores categorizados ante Colciencias. Dirigía los grupos de investigación de la Esinc (Escuela De Investigación Criminal – Policía Nacional).

Estaba a punto de sustentar su tesis doctoral en educación en la Universidad de la Salle, como becario de la Dinae (Dirección Nacional de Escuelas).

Fue un gran oficial, buen esposo, hijo y padre.  Su primera niña murió de cáncer a los 2 años, se turnaba con su esposa en el Departamento Quirúrgico del Hospital Central de la Policía (Hocen) hasta que falleció.

El pasado miércoles 28 de abril, en hechos confusos, resultó apuñalado en las manifestaciones de Soacha y en la noche de este viernes falleció.