El menor salió del parque La Florida y se desplazaba con otros compañeros por una ciclorruta, pero estaba inundada y no se dio cuenta que había una caja de energía con los cables por fuera.  

La tragedia ocurrió en la ciclorruta que rodea al parque la Florida, localidad de Engativá al noroccidente de Bogotá. Johan Hoyos, de 13 años, se desplazaba con otros compañeros después de un fuerte aguacero que inundó varias zonas del sector; cuando caminaba pisó una caja subterránea de energía que no vio por el agua empozada, recibió una fuerte descarga y lo electrocutó.

El padre del menor fallecido, César Hoyos, dijo que una de las compañeras trató de auxiliarlo cuando lo vio temblando, pero la energía la lanzó al lado opuesto y resultó gravemente herida.

Lo que aseguran algunos vecinos y el mismo padre de Johan, es que la caja llevaba un tiempo sin tapa, incluso en días anteriores se electrocutó un perro en el mismo sitio, pero el pasado martes, día de la tragedia, llovió bastante en el sector, inundó todo, lo que impidió que el menor de 13 años viera la mortal trampa.

Una vez ocurrió la tragedia, Codensa se acercó al lugar y puso una tapa sobre la caja, pero familiares y vecinos dijeron que la empresa esperó que sucediera una tragedia para reparar el daño.