En las primeras versiones de los familiares del menor se indica que la tía de la víctima habría recibido el dulce con alucinógeno a un desconocido.

Los hechos sucedieron en la casa de la tía que cuidaba a los dos hijos de Yuli Andrea Gordillo. Presuntamente los dos menores consumieron una goma cada uno, y al momento sintieron frío y mareo, pero David Santiago llevó la peor parte.

Supuestamente las gomas contenían LSD, esta sustancia en el cuerpo del menor le causaron convulsiones y posteriormente la muerte.

Le puede interesar: La triste historia de un niño de 12 años víctima de la inseguridad en Soacha

Según la madre de los menores, el pequeño le habría pedido a su hermana que llamara a su tía para que los ayudara; la familiar se comunicó con una ambulancia, pero el infante llegó sin signos vitales al hospital, y aunque lo reanimaron, tenía varias afectaciones en su sistema, por lo que falleció.

La familia de David Santiago Bedoya indica que estos dulces llegaron a la casa el 26 de enero porque la tía del menor se los recibió a un desconocido en su puesto de tintos en la calle. Posteriormente los menores los encontraron en la mesa del comedor el jueves anterior.

También puede leer: Se incendia apartamento en Soacha con una menor dentro del inmueble

Aunque esta es la versión inicial, la madre del menor dice que su hermana le ha dado diferentes explicaciones. Por lo anterior, Yuli Andrea Gordillo pide a las autoridades que hagan las respectivas investigaciones sobre este caso.