La mujer se hizo pasar por feligresa, ingresó, dio limosna y en un descuido cometió el robo. Sucedió en una iglesia de Pablo VI de Suba.

La mujer ingresó a la eucaristía y a la hora de recoger la limosna entró a la oficina del sacerdote, dio limosna y luego se apropió de la cartera de una de las colaboradoras de la iglesia.

Ni el sacerdote ni sus colaboradores se dieron cuenta del robo, solo se percataron después de que la cartera desapareció y al revisar las cámaras de seguridad evidenciaron que la supuesta creyente era la ladrona.  

De acuerdo al video, la mujer entra a la oficina del sacerdote en plena misa para ver qué puede llevarse, pero en ese momento entra una persona de la iglesia y ella simula estar esperando, incluso saca un billete y lo entrega como limosna.

Cuando la mujer se sintió sola, que nadie la vigilaba, toma una cartera y lo mete en su bolso. Inmediatamente huye del lugar.

La afectada del robo resultó ser Rocío Rojas, quien aseguró que afortunadamente sólo ella había dejado el bolso en el despacho porque “normalmente somos varios los que dejamos nuestros elementos personales en el recinto», puntualizó.