El hecho se registró ayer viernes frente de la estación de TransMilenio General Santander.

El repudiable caso fue dado a conocer por la Secretaría de la Mujer de Bogotá, entidad que confirmó la agresión con un químico que le fue lanzado en su rostro.

Diana Rodríguez, secretaria de la mujer de Bogotá, condenó el hecho y señaló que la víctima tendrá acompañamiento de la entidad y dijo que esta clase de violencia es una de las peores contra las mujeres porque deja graves secuelas sobre la salud física y mental de las víctimas, al igual que un daño irreparable en su vida, la de su familia y sus entornos.

«Con nuestro acompañamiento psicosocial y jurídico haremos toda la defensa y buscaremos todo el peso de la ley contra el agresor«, sentenció la secretaria, al rechazar lo sucedido en el sur de la capital colombiana.

La Alcaldía recomendó que ante un ataque de ese tipo se debe denunciar a las autoridades y trasladar a las víctimas para que reciban atención en salud. Los testigos no deben contaminarse con esos químicos, no se debe sumergir a la persona en agua, ni usar jabones con blanqueador.

Dijeron que se debe usar únicamente agua y no soluciones distintas, así como evitar los frotamientos, el hielo, medicamentos, cremas, arrancar las prendas de vestir y es necesario retirar accesorios que use la víctima.

El Distrito expuso que estos casos, juzgados por la ley, podrían derivar en penas de entre 30 y 50 años de prisión, dependiendo de algunos agravantes.

Fuente: Sistema Integrado de Información