El hombre es docente de un colegio público de Bogotá y aunque los abusos ocurrieron hace más de 10 años, solo hasta ahora hablan las víctimas.

Lo que aseguran las mujeres que hoy están entre los 23 y 25 años, es que el docente tenía una fundación de danza y las convencía en el colegio para que se integraran al grupo.

De acuerdo a testimonios de las víctimas, los abusos se cometieron en la sede de la fundación cuando ellas tenían entre 13 y 14 años.

Una de las mujeres que fue sometida a vejámenes sexuales, relató: “Poco a poco te iba pidiendo cosas. Y nos decía: Por favor quítate lo que llevas puesto, ponte este velo y esta falda, quítate la ropa interior, muévete, mueve la cadera. Y así, progresivamente, ellos van acercándose corporalmente a uno, es decir, empiezan a tocarle las partes íntimas, empiezan a besarte».

Relatan las mujeres que tanto el docente como su esposa ejercían una fuerte presión psicológica y con dominio total sobre las estudiantes para llevar a cabo los actos de abuso sexual.

«Hacen algo que ellos dicen que es yoga tantra y es el juego de las lunas. La idea es que muchas mujeres se tocan, se acarician, se besan, y si alguna de nosotras no está de acuerdo, lo que hacen es que la esposa de él interviene y nos dice que sí, que está bien», añadió la mujer víctima.

Otra de las estudiantes narró lo siguiente cuando interpuso la denuncia formal: «Él nos grababa y luego nos mostraba grabaciones de las otras compañeras, las tenía en discos extraíbles, un día me citó y me mostró sexo entre animales y mujeres».

Las mujeres víctimas contrataron a un abogado y la Fiscalía está recibiendo las denuncias para procesar al presunto agresor.

Tomado de Noticias Caracol – Foto: referencia