El círculo ancestral de mujeres se volvió a reunir para hablar de la importancia de ser mujer en el municipio, además está en búsqueda de un nombre que identifique al colectivo.


La Universidad de Cundinamarca volvió a ser la sede para el encuentro del círculo ancestral de mujeres que se reúne cada 15 días para hablar de la vida, el rol de la mujer y el rescate de la tradición. Principalmente, este círculo resalta lo importante que es la cultura indígena que hace cientos de años habitó el municipio.

«El círculo es ancestral porque queremos rescatar esos valores y más que los valores, esas costumbres de las mujeres que desde el inicio de los tiempos se reunían juntas y compartían sabiduría, desde ahí construían sociedades y construían vida”, expresó Diana Medina, integrante del círculo.

La consolidación del círculo no ha sido fácil pues no es para todas las mujeres, requiere de tiempo, paciencia y sobre todo tener una mente abierta. Aun no tienen un nombre que las identifique completamente pero esperan encontrar uno prontamente, ya que no existen cargos o algún dirigente que tome la decisión de imponer un nombre en específico; es un grupo que trabajaunido y la opinión de cada una es muy importante, pero por el momento tiene algunas opciones como: circulando en el cosmo y círculo de mujeres Xoacha.

“Esta actividad es muy importante porque es una forma de asumirnos, de empoderarnos, de conocernos y de ser nosotras mismas. Entonces aquí podemos expresarnos, podemos callar, podemos llorar, reír y sabemos que tenemos la confianza para hacerlo y no va a pasar nada”, expresó Yanin Blanco, integrante del círculo.

Estos encuentros permiten que las mujeres crean más en sí mismas y dejen de lado los tabúes que existen acerca de ser mujer, siendo un ser de luz, de armonía y de vida. En el círculo no existe discriminación por lo tanto cualquier persona que se sienta como mujer puede ser parte del colectivo.

Por último Diana Medina hizo una invitación a que más mujeres se unan al círculo:
“Les hacemos la invitación a todas las chicas, mujeres de cualquier edad o toda la persona que sienta mujer, pues la idea es que aquí esté quien se haya construido en su vida como mujer y que se sienta mujer pues bienvenida a un espacio libre, donde vamos a hablar de otro tipo de cosas que uno no habla de pronto con las amigas en la casa sino que podamos venir aquí a compartir y construir movimiento y maneras de pensamiento y de acción colectiva e individual tanto en el escenario público como en el escenario privado”.