Luego de reiteradas denuncias por parte de los camioneros que ingresaban a Bogotá y Soacha, se estableció que un grupo de mujeres se dedicaba a engañar a los conductores, para robarlos. Cuatro delincuentes fueron capturados.

Las mujeres voluptuosas utilizaban perfiles en redes sociales para contactar a los conductores, los halagaban y fingían mostrar interés; cuando lograban la confianza, proponían encontrarse a la entrada de Bogotá y/o Soacha.

Las delincuentes llevaban a los conductores a sitios desolados donde los esperaban los cómplices y efectuaban el robo; dentro de la investigación se estableció que las víctimas eran secuestradas mientras se desaparecía el camión y luego los abandonaban en la localidad de Usme.

La Policía logró la captura de cuatro presuntos implicados, entre ellos tres mujeres y un hombre, este último resultó ser un policía activo. Todos fueron enviados a la cárcel y tendrán que responder por el delito de concierto para delinquir, secuestro simple y hurto agravado.

Esta no es la única modalidad de hurto.  Un grupo de criminales fingían ser miembros de la Policía Nacional, detenían los vehículos cargados con alimentos a la entrada de Soacha y Bogotá, en ese momento los intimidaban con armas de fuego para llevar a los conductores a zonas boscosas, donde los amordazaban y mantenía retenidas mientras se perpetraban los hurtos, después, los abandonaban.

Las autoridades los vinculan con cuatro hurtos de ese estilo, con los que habrían conseguido hasta 800 millones de pesos. La Fiscalía General de la Nación continúa investigando los casos para dar captura inmediata a estás dos bandas.

Foto: referencia Fuente: Infobae