Multas desde dos hasta cinco salarios mínimos legales vigentes aplicarán las autoridades sibateñas a las personas que infrinjan las normas estipuladas en el Decreto 098 o Comparendo Ambiental, el cual pretende sancionar a quienes de una u otra forma afecten el medio ambiente del municipio.


Las Empresas Publicas Municipales, la Secretaría de Gobierno, la Oficina de Desarrollo Económico y la Inspección de Policía vienen trabajando en pro de hacer cumplir todos los parámetros estipulados en el mencionado Decreto, al tiempo que se ha emprendido un trabajo especial con los propietarios de mascotas que han hecho caso omiso a ciertas recomendaciones transmitidas por las autoridades.

El mensaje básicamente va direccionado a no abandonar las mascotas e incluso a no arrojar comida a los perros callejeros en lugares públicos. “Ya tenemos plenamente identificados los casos y sectores donde existen personas que, con el mal cuidado de sus mascotas, están degenerando el medio ambiente”, dijo Edgar Sosa, inspector municipal.

Por otro lado, próximamente se llevará a cabo la aplicación del nuevo Plan de Recolección Canina que pretende recoger a todos los perros en estado de abandono. Es importante traer a colación la Ley 746 del 2002 que menciona el estricto cumplimiento que deben tener los dueños de aquellas razas consideradas potencialmente peligrosas, las cuales deben estar registradas ante la Secretaría de Gobierno Municipal, ser vigiladas por el Comité Canino Municipal, salir con bozal y correa o cadena de menos de 2 metros y se prohíbe su criadero.

Así mismo cabe resaltar que perros de otras razas que en algún momento agredan a otro animal o a una persona, inmediatamente será considerado como un perro potencialmente peligroso y su dueño tendrá que cumplir con todos los parámetros estipulados; “les estamos advirtiendo a los propietarios tener absoluta restricción de estos animales y tenerlos debidamente legalizados, porque vamos a aplicar la sanción penal”, advirtió Sosa.

Las denuncias las pueden realizar, sin necesidad de dar su nombre, al teléfono 5295158 de la Inspección ó al 7250179 del Comando de Policía, donde se solicita el nombre del propietario que está infringiendo la Ley y su dirección.