La Dirección de Gestión del Riesgo del Ministerio del Interior informó que está controlada en un 90% la emergencia por vertimiento de crudo al río Sumapaz.


Mediante comunicado, la entidad señaló que continúan realizándose los análisis de laboratorio para corroborar que el agua del acueducto es apta para el consumo de los habitantes de las poblaciones de Melgar, Girardot y Ricaurte.

En este sentido, informó que las medidas tomadas como control de barreras y las callejas (estelas especiales de celulosa) ubicadas en el río, cumplieron con el objetivo de controlar el esparcimiento del crudo. Al respecto, Carlos Iván Márquez Pérez, director de Gestión del Riesgo, manifestó que las medidas permitieron controlar la emergencia y evitar la contaminación del agua e indicó que el vertimiento de crudo no puso en peligro el ecosistema, ni la salud de los habitantes de la región.

La Dirección señaló que de acuerdo a los resultados de laboratorio realizados durante el día a muestras de agua para determinar si se presentó contaminación alguna en las bocatomas que distribuyen el agua a las poblaciones antes mencionadas, se evidencia que el agua cuenta con la potabilidad necesaria para su consumo.

El Comité Local para la Prevención y Atención de Desastres determinará, de acuerdo con los resultados de laboratorio, la viabilidad total del consumo del agua por parte de los pobladores de la ribera del río Sumapaz y lo dará a conocer a los habitantes de la región de forma oportuna.