Descontentos se mostraron los habitantes de los barrios La Pradera y Cien Familias con la empresa Aseo Internacional por el incumplimiento en el servicio de recolección de escombros y residuos especiales, como muebles desechados, los cuales abundan en algunas zonas del sector. Por su parte, la empresa dicde que aún no cuenta con los permisos necesarios para habilitar la escombrera del municipio.


El aumento del escombro clandestino en vías y áreas públicas de los barrios cercanos a la ronda del Rio Soacha en la comuna seis, incrementa cada vez más la problemática ambiental en la zona, aunque es claro que la recolección de dichos residuos (en este caso los desechos de construcción) corre por cuenta de la empresa de servicio público Aseo Internacional, tal como lo menciona en su página web: La empresa “realiza la recolección de escombros generados por los diferentes usuarios del servicio de aseo que sean menores a un metro cúbico, lo que incluye los desechos de construcción cuando sean arrojados clandestinamente en las áreas o vías públicas, andenes y separadores de vías”. Sin embargo algunos habitantes de la comuna seis denunciaron ante este medio a la empresa por el incumplimiento de este servicio en los sectores La Pradera 2do sector, Cien Familias y Parques del Sol.

“En el Reglamento Técnico Operativo, en una de sus cláusulas dice que la empresa debe recoger hasta un metro cúbico de escombros en las unidades residenciales totalmente gratis, que se incluye en el cobro de la tarifa de aseo, pero hasta el momento ellos no lo han cumplido so-pretexto de que no había escombrera municipal. Siempre es la misma excusa y ellos no hacen ninguna clase de propaganda, aprovechando que la gente no sabe que tienen derecho a ese servicio. Como consecuencia de ello pasan los señores zorreros y arrojan clandestinamente los escombros, inundando a todo el municipio de Soacha; es una falla que se viene presentando y que hemos denunciado en la misma Alcaldía, pero la Empresa no nos responde y nadie se hace cargo de esta problemática”, aseguró Pedro Guzmán, ex presidente de la JAC del barrio La Pradera 2do sector.

Periodismo Público habló con Alid Dayana Aldabán, Coordinadora de Relaciones con la Comunidad de Aseo Internacional, con quien el pasado jueves se realizó en conjunto un recorrido por las zonas afectadas por el tema de escombros. Explicó que aún no se ha prestado el servicio porque la empresa todavía no cuenta con una autorización oficial de la Alcaldía para habilitar la escombrera municipal de la vereda Panamá.

“Si la escombrera ya está habilitada, nosotros no conocemos el oficio ni los permisos donde nos digan que ya podemos operar, nos habían dicho que a partir del 10 de septiembre y fuimos pero no la habían abierto, y en la Alcaldía no tenían el permiso todavía. También desconocemos el tema de las tarifas, pues aun no nos han definido nada”. Adicional a esto, Aldabán anunció que el próximo martes 16 de octubre se reunirá con la Administración Municipal para definir la entrada en funcionamiento de la escombrera y concertar un plan operativo en conjunto para recolectar todo el escombro clandestino de las vías públicas.

“Estamos en concertación con la Dirección de Servicios Públicos y con la Secretaría de Planeación para poder programar unos operativos que permitan limpiar todo el municipio y entregar a las J.A.C. los espacios libres de escombros, y si llegamos a un acuerdo de poder hacer ese trabajo interinstitucional, primero empezamos con el escombro clandestino, y después de haber entregado todo el municipio limpio, procedemos a recoger el escombro residencial, tal y como dice el Reglamento Técnico Operativo. Entonces la idea es poder concertar con la Administración Municipal para limpiar las vías de escombros, y sí ellos dicen que primero es el residencial, entonces el clandestino se va recogiendo paulatinamente por metro cubico, como le corresponde a Aseo Internacional”, agregó la funcionaria.

Cabe aclarar que una vez entre a operar oficialmente la escombrera, los usuarios que tengan escombros residenciales deberán solicitar el servicio de recolección a la empresa Aseo Internacional, la cual recogerá gratis 1m³ de escombros, y sí el usuario supera el metro cubico, según las normas de la empresa se cobrará una tarifa de $ 10.500 por metro cúbico adicional que recoja.

De otra parte los habitantes de la comuna seis también manifestaron inconformidades en el servicio de aseo público, pues denunciaron fallas en la limpieza y la no recolección de desechos especiales como los muebles viejos.

“Bastante regular el servicio, no barren todo el chiquero, no recogen los sofás ni las sillas que se botan, los escombros tampoco. Por ejemplo aquí por detrás de la cancha de microfútbol hay apilado un pocotón de escombros, ladrillo, bloque, piedra; llevan ahí como seis meses y nunca han pasado a recogerlos, así sea un poco de eso”, afirmo Cristina Heredia, residente del barrio Cien Familias.

“El servicio está pésimo, la gente saca los muebles viejos para arrojarlos a la basura, y ellos no se llevan ese material, es tanto así que en la orilla del río, frente al barrio (La Pradera), un sofá duró dos semanas ahí hasta que pasaron unos niños y lo arrojaron dentro del rio. Arriba en Parques del Sol hace15 días sacaron 2 muebles y ellos recogen la basura de chuc y sin embargo los muebles los dejaron, no los están recogiendo; igualmente si alguien saca un vidrio o un espejo roto, tampoco lo llevan. Ahora, en cuanto al barrido, los señores encargados se limitan a barrer al ancho del cepillo, no lo hacen con los andenes ni barren las calles, no hacen limpieza de vías como está estipulado en el objeto del contrato, entonces ¿qué clase de servicio estamos pagando?,” sostuvo Pedro Guzmán, quien también agregó que ha radicado varios derechos de petición denunciando está problemática, pero uno de los oficios rotó por varias dependencias de la alcaldía, hasta llegar a la misma empresa de aseo, pero no obtuvo una respuesta efectiva.

La coordinadora de Relaciones con la comunidad de Aseo Internacional aclaró que la empresa está disponible para prestar el servicio de recolección de muebles y que simplemente es cuestión de que el usuario se comunique para solicitarlo.

“Nos dicen que nosotros no recogemos los muebles, pero en el servicio de recolección puerta a puerta recogemos residuos sólidos ordinarios, es decir, basura domiciliaria. Lo que son colchones, armarios, camas, sofás y demás, esos son residuos especiales, tal como lo indica el decreto 1713; por eso le decimos a la comunidad que no los deben depositar en la vía pública, porque pueden ser sancionados con el comparendo ambiental y además esos servicios especiales deben ser solicitados por el usuario y se deben programar con tiempo porque esos muebles necesitan un transporte especial, pues por su tamaño y material no pueden ir en el carro compactador, ya que esos vehículos no están diseñados para eso y se dañaría el mecanismo y la caja de compactación. Por eso, lo ideal es que nos llamen o se acerquen a preguntar para no generar más confusión o malestar en la comunidad. Es más, ha pasado que la gente saca los muebles a secar y por no hablar, en algunas oportunidades casi nos los llevamos”, sostuvo la coordinadora.

Finalmente, Alid Dayanna aprovechó para recordarle a los usuarios que el servicio de recolección de residuos especiales como muebles, se realiza de manera gratuita y sin costo alguno; solamente el usuario debe comunicarse al número 5755693 para solicitar el servicio y programar el día de recolección.