Para este nuevo movimiento, la palabra rubic es ‘Resignificación y Unidad en Búsqueda de Intereses Comunes’ y hace alusión al famoso cubo de rubik, el cual es un rompecabezas mecánico tridimensional inventado por el escultor y profesor de arquitectura húngaro Erno Rubik en 1974.

El hallazgo de las grandes ideas innovadoras, generalmente proviene de acciones que demuestran clara diferencia entre lo que se manifiesta en el día a día de las personas, que a su vez, están expectantes en descubrir los nuevos elementos con los que deben abordar los desarrollos globales de este mundo contemporáneo.

Es así, como mostramos hoy desde el municipio de Soacha Cundinamarca, y que bajo la premisa de representar política y socialmente a las múltiples identidades, sus territorios y por ende a sus ciudadanos, el nacimiento de un movimiento que es promotor de Resignificar los conceptos de participación y organización para Unir las “piezas” dispersas, desordenadas y desajustadas que, desde el municipio de Soacha, se han hecho evidentes debido al atraso sistemático que muestra el municipio y que a través de acciones estratégicas, organizadas y articuladas, generarán un motor de Búsqueda accionaria de las posibilidades que satisfagan los Intereses Comunes del municipio, formando así finalmente la palabra rubic (resignificación y unidad en búsqueda de intereses comunes).

Resulta curioso que un famoso cubo inspire a un grupo de ciudadanos de Soacha a conformar un grupo significativo con intereses políticos, pero ¿Por qué Rubic?

El propósito por el que se origina el cubo rubic es: resolver el problema estructural que logrará mover las partes independientemente sin que el mecanismo entero se desmorone, el cual se relaciona conjunta y directamente con el propósito del movimiento político.

En la actualidad, las dinámicas sociales y políticas en el municipio se ven altamente influenciadas por los sucesos coyunturales con los que atraviesa el país, sin embargo, las administraciones en Soacha actúan bajo decisiones de orden ideológico y en su ejecución no han atendido las necesidades reales, y en su actuar no solucionan, sino maquillan, convirtiendo al municipio en el evidente caos del día a día.

Llevamos años siendo el municipio que recibe los conflictos con los que ha atravesado el país, empezando por la guerra y terminando hoy con el orden social que el mundo enfrenta con la movilización de migrantes. La pregunta que deberíamos hacernos los Suachunos es: ¿Cuál será la siguiente gran movilización que sufrirá nuestro territorio y por causa de qué? Quizás la respuesta es por causa del medio ambiente, pero la segunda pregunta que deberíamos establecernos es: ¿Soacha está preparada para una situación como esta? Y por último ¿la determinación para preparar a Soacha y trabajar por el desarrollo está en el pleito político e ideológico actual o en la participación integral de todos sus ciudadanos para resolver los asuntos públicos?

La historia, nos ha demostrado que las luchas ideológicas en el país, solo han sido provocadores de violencia y de saboteo político, estableciendo una guerra sucia entre los voceros principales de estas ideas políticas arcaicas y sectarias y sus seguidores, impidiendo de ipso facto la participación ciudadana, coaccionando la decisión de quienes emergen a los asuntos políticos desde la justificación de su voto o desde su participación directa en la organización de sus comunidades con sus nuevas ideas.

El Movimiento Rubic, pretende reunir ese clamor ciudadano que se sumergió en el miedo y la resignación durante las pasadas elecciones presidenciales y parlamentarias; entre la voz de quienes eran catalogados vulgarmente paramilitares, guerrilleros y “tibios”. El propósito no es más que reconocer la participación integral ciudadana y de plasmar este interés de la comunidad que se hace más responsable y sensato en el desarrollo del municipio y del país, que permanecer en las luchas individuales con las que hoy se gestan las peleas diarias en el vaivén de la política Colombiana.

La lógica del cubo de rubik entiende a la intervención desde la complejidad, desde la imposibilidad de dar respuesta desde la asistencia únicamente, a problemáticas sociales y económicas. Reconociendo este primer impedimento, esta imposibilidad de unir dos puntos con una flecha (porque no son dos puntos nada más, y porque no creemos que sean los creadores quienes únicamente deban mover las flechas) es que nos enfrentamos ante la tarea de ser estrategas políticos. Entendiendo la política social como una reparación ante una vulneración, y no como una respuesta definitiva ni definitoria, sino como el deber del Estado, mediante sus funcionarios, de reconstruir los lazos sociales (entre el pueblo y las políticas) para una mayor integración social.

De esta manera, se considera una nueva propuesta de movimiento político, donde se pueda reflexionar sobre el orden social y, más precisamente, sobre las lógicas de intervención administrativa. Para ello, es necesario poner en práctica herramientas de ejecución que siempre han estado presentes en nuestras vidas, que han otorgado un avance en los métodos de pensamiento y que han llevado a los seres humanos a concebir los desarrollos y la evolución en la ejecución de estrategias organizativas y que al darle un nuevo significado, se convierten en ideas innovadoras.

Como creadores del Movimiento RUBIC, aún nos encontramos en construcción de esta importante iniciativa ciudadana, con la cual queremos llegar a los próximos comicios regionales en nuestro municipio. Por eso creemos que los ciudadanos de nuestro territorio pueden ser los principales protagonistas en crear escenarios de participación, aportar en la formulación de propuestas y así, liderar con soluciones la agenda pública con la que armaremos las piezas del municipio, para Resignificar y Unificar con la finalidad de iniciar la Búsqueda de las nuevas ideas que atiendan los Intereses Comunes que nos pueden organizar y así mismo empezar a resolver nuestro RUBIC.”