El alcalde Saldarriaga se comprometió a recuperarlo, pero nada ha pasado, y el canal está lleno de basura, escombros y desechos. Allí se refugian delincuentes y consumidores de droga.

Los residentes del barrio Paseo Real y zonas aledañas de la comuna uno de Soacha hacen un llamado urgente a las autoridades ambientales para que intervengan el canal Canoas y se termine con ese foco de contaminación e inseguridad que se ha generado a raíz de su abandono.

Según Robinson Becerra, presidente de la Junta de Acción Comunal de Paseo Real, desde esta y otras organizaciones que los han acompañado, han sido insistentes ante la Dirección de Gestión Bioambiental de la Alcaldía Municipal y la CAR para que se apersonen de la problemática que se ha venido presentando en el canal, lo limpien, lo protejan y le hagan mantenimiento. 

Residentes de barrios aledaños son los perjudicados por el abandono del canal Canoas

Precisamente, debido al abandono del canal Canoas, se han generado problemáticas que preocupan a los habitantes de este lugar. Por un lado, se puede evidenciar que la maleza ha invadido el área interna del mismo, impidiendo que las aguas que bajan desde el humedal Tierra Blanca fluyan con normalidad, y por otro, algunas personas de la comunidad al ver la zona destapada, arrojan escombros, basuras y todo tipo de residuos, generando un foco de zancudos, roedores, malos olores y contaminación.

No obstante, una de las cosas que más preocupa a los residentes de este barrio es la inseguridad en el sector, pues la malla que cubría el canal se la robaron y el sitio se convirtió en el escondedero perfecto de habitantes de calle, ladrones y consumidores de droga, incluso aseguran que en repetidas ocasiones han visto a un hombre masturbándose en ese lugar, sin importar la presencia de mujeres y niños.

César Jiménez es uno de los vecinos del sector que expresa sentirse afectado debido a la contaminación y a los malos olores que a diario emergen del lugar. Cuenta que recientemente un niño se cayó y fue a dar al fondo del canal, y que además desde ese lugar decenas de ratas se propagan invadiendo las casas ubicadas a su alrededor.

El llamado es al alcalde Juan Carlos Saldarriaga, quien los visitó en el mes de febrero, para que cumpla el compromiso de realizar las acciones pertinentes orientadas a la limpieza y recuperación del lugar. Sin embargo, hasta el momento, como se ha podido evidenciar y pese a que han sido visitados por diferentes entes gubernamentales, nadie se ha apersonado de la problemática en esta zona de la comuna uno de Soacha.

Por Sary Tovar