Se priorizaron las 10 zonas de la ciudad más peligrosas, incluida Soacha, en el inicio de los patrullajes de la Policía Militar para reducir la inseguridad en la capital y sus alrededores.

En principio son 360 policías militares los que entraron a apoyar a la Policía Metropolitana de Bogotá en sus labores de lucha contra la delincuencia en la capital, especialmente en las zonas priorizadas ubicadas en las localidades de Mártires, Kennedy, Bosa, Ciudad Bolívar y el municipio de Soacha.

El patrullaje militar fue coordinado entre el ministro de Defensa y la alcaldesa Claudia López, debido a los atracos, robos constantes y homicidios a manos de los delincuentes.

El general Eliécer Camacho, comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, aseguró que inicialmente los soldados serán desplegaos en las calles hasta el mes de diciembre y que habrá una constante coordinación con el Ejército, aclarando que los soldados sólo podrán usar sus armas para defender su vida o la de terceros.

Los militares entraron a apoyar en requisas, patrullajes y prevención de hurtos, por eso se movilizarán en motocicletas y vehículos de la Policía, y cargarán fusiles especiales que tienen características urbanas.

Finalmente, el director de la Policía Nacional, general Jorge Luis Vargas, hizo un llamado a los jueces de la república y manifestó que estos patrullajes son importantes, siempre y cuando se judicialice a los delincuentes, ya que de los más de 2 mil capturados desde el 12 de agosto que se lanzó la estrategia de seguridad, el 80 por ciento ha quedado en libertad.

El General dijo que, en el caso del hurto a personas, delito que más afecta a los ciudadanos, de los más de 600 capturados, alrededor de 400 ya están en libertad.

Foto: elespectador -apoyo