Los usuarios de la Nueva EPS del municipio de Soacha expresaron su inconformidad  por los  continuos retrasos e inconsistencias que viene presentando esta entidad de salud a la hora de suministrar los medicamentos a pacientes crónicos o con enfermedades terminales.

Un ejemplo es el caso de la señora Bertha Moreno, quien ha tenido que acercase por más de cinco veces al dispensario de la Nueva EPS ubicado en el centro comercial Santa María Plaza para que le faciliten sus medicamentos, ya que por un error en la autorización no le han hecho  entrega de los mismos; lo lamentable de la situación es que si la paciente  no toma sus medicinas a tiempo, puede fallecer debido a que padece una enfermedad huérfana.   

Me informan que tengo que enviar la solicitud a otro correo y esperar cinco días más para que puedan corregir la autorización y de esta forma nos entreguen  los medicamentos”, dijo Orlando Gómez, familiar de la Sra. Bertha. 

Además los usuarios manifiestan que los funcionarios de esta entidad les contestan que  “no se preocupen por los medicamentos que si algo les llegara a pasar, la Nueva EPS responde según el caso”.  También afirman que atienden mal  y hasta con un tono grosero.

Por esta razón se le hace un llamado de atención a las entidades prestadoras de salud para que suministren los medicamentos de forma oportuna y a domicilio para evitar posibles inconvenientes con los usuarios, especialmente con la población adulta mayor, que ha sido la más afectada por estas irregularidades.

Finalmente, la tarea también va dirigida a la Secretaría de Salud de Soacha y al Ministerio de Salud para que establezcan medidas de control y  hagan cumplir lo que indica la ley, tal como lo estipula  la Constitución Nacional en el artículo 11, donde se habla del derecho a la vida.

Por Rafael Rodríguez