La Institución Educativa  León XIII se demolió en el mes de mayo de 2019 gracias a un acuerdo entre la  Secretaría de Educación de Soacha y el Ministerio de Educación Nacional  para construir una nueva infraestructura debido al deterioro de la antigua edificación.  El municipio se comprometió a aportar el predio y entregar  demolido el colegio existente, mientras que el MEN se responsabilizó de hacer un moderno megacolegio, compromiso que no se ha cumplido porque las obras aún no inician.

La denuncia fue realizada por el concejal Wilson Rodríguez, residente de la comuna tres y quien se educó en la mencionada institución educativa. El cabildante  explicó que el contratista no cumplió  con la ejecución de la obra, por eso  mediante un compromiso con el Ministerio y en diálogo con el municipio,   se acordó  que  en enero de 2020  se tendría uno nuevo a través de la figura de cesión de contrato, y que las obras comenzarían en este mismo mes.    

Aspecto anterior de la IE León XIII de Soacha

Hay que anotar que este proceso de construcción de la nueva  infraestructura desde su planeación   hasta la fecha,  en donde no se percibe la mínima ejecución, ha llevado cerca de ocho años. Su contratista inicial tuvo señalamientos por mala ejecución en diferentes ciudades, razón por la cual  se  vio en la obligación de ceder el contrato, del cual el municipio solo aporta el predio y la demolición del colegio anterior, compromisos que fueron cumplidos a cabalidad.

“Hacemos un llamado al Ministerio de Educación, Contraloría y Procuraduría para que acompañen este proceso  y  se inicien las obras   lo antes posible. Invitamos a la  Ministra de educación  para que haga  presencia y verifique  procesos y convenios que se dejaron   en administraciones pasadas. Ojalá  en un año cuando estemos otra vez en matrículas no sigamos en lo mismo y este colegio ya esté construido”, expresó el concejal Wilson Rodríguez.

La maleza y el pasto han invadido el terreno donde funcionaba el colegio

El cabildante también agregó que para garantizar la educación de los niños que estaban matriculados allí, la Secretaría de Educación ha tenido que pagarle a los colegios Inmaculada Concepción y Colombo Latino, cerca de 200 millones anuales por arriendo, los cuales  se deben retribuir debido a la negligencia del Ministerio.

“Aquí hay una responsabilidad del MEN de retribuirle esos dineros a Soacha. No tenemos presupuesto para atender toda la demanda educativa y estamos pagando arriendos con presupuesto del municipio a causa de una negligencia del Ministerio”, agregó el concejal.

Por lo pronto, el tema se ha llevado a debates en el  Concejo y controles políticos desde donde el Secretario de Educación se ha comprometido a realizar las gestiones pertinentes para que la obra, que cuesta alrededor de 8 mil millones de pesos,  inicie en el menor tiempo posible.

Vea entrevista completa: