Indignados están los veedores de esta obra ante la ausencia de la constructora Amarilo y la Administración Municipal en la reunión convocada para ayer jueves, en donde se pretendía conocer el avance de los trabajos y todo lo que tiene que ver con el desarrollo de esta importante vía.


Voces de rechazo se produjeron luego de la inasistencia de estas entidades a la reunión programada por algunos líderes y veedores de la comuna tres que habían hecho las invitaciones respectivas para que se les diera una explicación clara sobre la instalación y ajuste de servicios y espacio público sobre la Avenida Terreros, en la obra que se vienen ejecutando con la adecuación de dicha vía.

Vale la pena mencionar que junto a las entidades mencionadas, también estaban convocados representantes de la Concesión Bogotá- Girardot, los cuales efectivamente fueron los únicos que cumplieron la cita, teniendo en cuenta su participación en la intervención de algunos tramos de la obra junto con la Constructora Amarilo. Por parte de la administración municipal estaban convocados, según los organizadores de la reunión, miembros de las Secretarías de Infraestructura y de Planeación, quienes debieron haber ido en calidad de garantes.

“No tuvieron la cara para darnos información sobre cómo se va a llevar a cabo el trabajo, qué tanto nos va a afectar, cómo se va a manejar el sistema de los que tienen carro y de los parqueaderos”, explicó Magnolia Mahecha, conciliadora de la JAC de León XIII Segundo sector, quien a su vez dijo que la única explicación que le dio el ingeniero de la Concesión es que para poder continuar el trabajo, hay que quitar unos postes de energía y para eso deben ponerse de acuerdo Sociluz y Codensa, como empresas que manejan el tema energético.

“Solicitamos que siempre se hagan presente todas las entidades para que no se tiren la pelota entre ellas, porque esa es la forma de jugar con la comunidad”, sentenció la líder, solicitando más atención por parte de las entidades que no asistieron al encuentro programado, resaltando además que el compromiso y el respeto en esta ocasión no estuvieron presentes, dadas las faltas y las ausencias ocurridas.

Por su parte, Javier Durán, Presidente de la JAC de León XIII segundo sector, señaló que Amarilo, al ser una de las empresas que mayor injerencia tiene en la realización de las obras, debería ser uno de los entes que sin excusa alguna se debió hacer presente, agregando que el compromiso que se tiene por parte de la esta constructora es adecuar la parte desde la paralela de Soacha hasta el canal Río Claro, y desde ahí hasta lo que en un futuro será la salida a la Avenida Ciudad de Cali.

“No ha habido la claridad suficiente en cuanto al alcance de Amarilo, y cuál el de la Concesión, saber dónde empieza, dónde termina, porque Amarilo no ha arrancado y no sabemos qué obras complementarias y adicionales tengan”, apuntó el líder cívico, enfatizando también en que si se invitó a las Secretarías municipales es en razón a que la comunidad no debe actuar sola, sino con el acompañamiento de estas entidades para no sentir el abandono que se está sintiendo en este momento.

“Se nos está presentando un proyecto muy bonito, pero no sabemos ni cómo ni quienes están a cargo de cada punto, y tampoco se nos ha dicho quién se va a hacer cargo durante el desvío de vehículos, de la poca malla vial con la que cuenta este y los demás barrios”, agregó Durán.

Por último, este medio intentó contactar a funcionarios de las Secretarías de Infraestructura y de Planeación, quienes atinaron a decir que no llegó la invitación correspondiente y se enteraron ya cuando había una agenda que cumplir por delante.
Sólo resta decir que hay una nueva reunión programada para el día 14 de agosto, en donde esta vez sí se espera la asistencia de las entidades convocadas para que puedan dar respuesta a las inquietudes de la comunidad.