Gracias a la gestión realizada por el IMRDS y la Fundación El Retorno, cerca de 50 niños habitantes de diferentes barrios de la comuna cuatro realizaron una visita a la pista de hielo con el fin de vivir una experiencia que para muchos de estos menores era nueva, compartiendo un momento de diversión y esparcimiento con otros niños.


La iniciativa surgió como parte del trabajo que realiza el IMRDS con los ‘Centros de educación física’, una estrategia que busca acercar la oferta de servicios de esta entidad a las comunidades más alejadas del municipio, ofreciendo una alternativa para que los niños de escasos recursos puedan tener acceso a la recreación y el deporte.

“Este es un programa que nosotros venimos liderando desde este año, el cual está proyectado desde nuestro Plan de Desarrollo. Los ‘Centros de educación física’, permiten llegar a cada uno de los espacios en los cuales el IMRDS no estaba haciendo presencia.
Obviamente, también queremos darles a ellos la oportunidad de estar en este espacio, por eso los acompañamos desde muy temprano, a fin de invitarlos a esta fiesta del patinaje sobre hielo. Qué bueno haber compartido con estos niños y haberles dado la oportunidad de realizar esta actividad tan novedosa para ellos», indicó un funcionario del IMRDS.

Todos los niños participantes fueron invitados por el Instituto de Deportes, pero como la jornada no alcanzó para llevar a más personas, desde ya se ha programado para la próxima semana una serie de actividades para los niños de las escuelas de formación deportiva, y otros más que hacen parte de las comunas cuatro y seis, con el propósito de que vayan a patinar a la pista de hielo.

“Queremos agradecer al IMRDS por hacer que esta pista trascienda a las comunas del municipio, en especial a la comuna cuatro, que es una de las más deprimidas de Soacha. Esta es una actividad lúdica y recreativa, así lo hemos entendido y así se lo hemos hecho entender a nuestros niños. Hoy vinieron unos 50 pequeños que hacen parte de la fundación, con los cuales trabajamos en la comuna cuatro, que es una zona con un alto índice de vulnerabilidad, desplazamiento por la violencia y carencia de recursos. Nosotros trabajamos con 127 niños, pero se nos quedó por fuera de este plan más de la mitad. Por tal razón, confiamos en que por intermedio de la Secretaría de Desarrollo Social o el IMRDS, e incluso la Secretaría de Educación, nos colaboren para traer a esos niños antes de que se vaya la pista de hielo”, agregó Jesús Becerra, representante de la Fundación El Refugio.

“Me sentí muy bien en la pista de hielo, esta es la quinta vez que vengo, y la verdad me gustó mucho haber podido estar acá, pues uno se divierte bastante y disfruta en compañía de otras personas. Ojalá todos los niños puedan venir a disfrutar de la pista de hielo”, explicó Gabriela, una de las niñas participantes.

“Yo no sabía patinar muy bien, entonces aprendí más de lo que esperaba y me gustó mucho porque nos atendieron muy bien. Es la primera vez que vengo, fue algo increíble ver a todas esas personas patinando, por eso invito a que aprovechen y vengan a divertirse, porque esta es una oportunidad de recreación que nos brindan en la pista de patinaje”, finalizó Johanna Restrepo, otra de las participantes.