Cinco niños entre los seis y catorce años de edad obtuvieron medallas en el Campeonato Internacional de las Fuerzas Armadas. Los pequeños entrenan este arte marcial con la Policía de Soacha y son apoyados por el Club Bushido de Bogotá.


Desde hace un año viene funcionando el club de Taekwondo de la Policía de Soacha, espacio liderado por el patrullero Julián Fonseca quien hace parte del grupo de Prevención y Educación Ciudadana, además lleva tres años laborando con la Institución. Fonseca practica el deporte desde hace catorce años, tiene certificado de la liga de Bogotá y además ostenta título de Subcampeón Distrital.

“El taekwondo es una disciplina, más que un deporte es una oportunidad de formación personal y ofrece la posibilidad para formarse en valores como respeto y diferentes virtudes. Desde la institución policial quiero transmitir este conocimiento deportivo a los niños y jóvenes de Soacha”, manifestó Fonseca quien además es cinturón negro en este arte marcial.

La escuela inició con labores en el conjunto Lirio de Ciudad Verde, pero por parte de la administración del conjunto residencial no pudo obtener nuevamente el permiso; posteriormente se continuó en el conjunto Frailejón I por un espacio de dos meses y actualmente el grupo trabaja al aire libre los días sábado y domingo en horas de la mañana de 9 a11 y de 2 a 4:30.

Los deportistas tienen el apoyo del Club Bushido de Bogotá, en donde los jugadores cuentan con el escenario para ascender de categoría o cinturón. Hay que destacar que durante el poco tiempo que los niños tiempo han entrenado han logrado participar en dos eventos, uno a nivel municipal en donde se obtuvieron tres medallas de oro y una de bronce. Recientemente el grupo participó en el Campeonato Internacional de las Fuerzas Armadas el Open Internacional, un evento que goza de prestigio nacional en la disciplina.

“En el Campeonato de las fuerzas armadas contamos con la participación de siete deportistas de Ciudad Verde obtuvimos cuatro medallas de oro y una de bronce, lo que se traduce que el nivel técnico táctico de nuestro grupo y el trabajo realizado es bueno. Esto es positivo teniendo en cuenta que estos jugadores iniciaron desde cero, su conocimiento del deporte era nulo. Desde la Policía realizamos un trabajo de prevención y le ofrecemos a los niños un espacio deportivo para que se formen y se proyecten en una carrera deportiva que los formará como ciudadanos de bien y personas ejemplares”, afirmó Fonseca.

Johana Cortés, madre de dos deportistas expresó su agrado por este espacio: “Me gusta la disciplina que se imparte en ellos, los niños han cambiado mucho, eran rebeldes y ahora han transformado su actitud y sé que se están formando como mejores personas”.

Por su parte Andrés Nieto que con orgullo indicó que es padre de uno de los niños ganadores manifestó que la escuela requiere más apoyo para llegar a más niños y jóvenes de Ciudad Verde. “Esto es bueno porque los niños están utilizando adecuadamente su tiempo y lo que más me gusta de la escuela es la formación integral que imparten, además el profesor es una gran persona y a los niños les ha fascinado venir a entrenar”.

Por último, Johan Sebastián Rodríguez de once años dijo que lo que más le gusta del deporte es la parte técnico-táctica que es donde aprende a participar en combates. Laura Alejandra Rodríguez de siete años dijo que le gusta patear y compartir con sus amigos y Lili Sofía de siete años también expresó que le agrada aprender la técnica de dar puños y el orden que hay.