Tema llegó a debate del Congreso, habitantes de los barrios Marsella de la localidad de Kennedy y El Restrepo de la localidad de Antonio Nariño son los más afectados por este problema.


En el Concejo de Bogotá se efectuó un debate de control político citado por la concejala Diana Alejandra Rodríguez Cortés, del Movimiento Progresista, en desarrollo de la proposición 095 de 2012 por medio de la cual se solicitó la revocatoria directa a la licencia de construcción de un motel en una zona residencial, el barrio Marsella, localidad de Kennedy.

Para conocer el por qué se permitió la construcción del motel, el cual se encuentra ya edificado en su cuarta plancha, y que está ubicado en la paralela de la Av. de Las Américas (sentido oriente – occidente), se ha citado a las Secretarías de Planeación y Gobierno.

Según la investigación efectuada por la concejala y su unidad de apoyo normativo, se identificó que casos como el que se presenta en Marsella, otras zonas de la ciudad se han visto afectadas por las misma problemática, sobresaliendo lo sucedido en la localidad de Suba en donde incluso un líder comunal murió en extrañas circunstancias en el año 2007.

Los vacíos jurídicos y normativos deriva en que constructores inescrupulosos, valiéndose de conceptos sesgados como los que emiten por ejemplo las curadurías, logran licencias para edificar supuestos apartahoteles, que en realidad son moteles, los cuales van en detrimento de la comunidad como es en el caso de Marsella.
¿Pero por qué un apartahotel si estaría bien visto en este sector?. Los apartahoteles, que constan de habitación, baño, cocina y sala, están amparados para su funcionamiento bajo la norma turística y no prestan servicios por horas en tanto que los moteles (que sólo tienen habitación y baño) si. La operación de los moteles, a juicio de la comunidad, trae consigo un detrimento tanto en el avalúo de sus casas como en la inseguridad del sector.

Fuente: Barrios de bogota.com