No hay quien ponga orden en la estación Terreros de Soacha y las aglomeraciones en tiempos de pandemia no paran, incluso hay quejas de hurtos y abusos a mujeres.

Desde que se habilitó la estación Terreros de Soacha, el desorden y las aglomeraciones de León XIII se trasladaron y ahora las quejas se centran en este punto de la troncal Transmilenio. Si bien el puente peatonal fue hecho para resistir la concentración de público, no deja de preocupar el sobrepeso. “Es que en horas pico se balancea y se mece bastante, y eso da susto porque tanta gente encima, nos preocupa. Yo sí creo que deberían poner orden para evitar una posible tragedia”, dijo Andrea Luna, usuaria del sistema y residente en barrio Ricaurte.

De acuerdo a los usuarios, las aglomeraciones sin control se prestan para diferentes situaciones. Además del sobrepeso en el puente peatonal, se denuncian atropellos y hurtos contra quienes abordan o salen del sistema. “En esa montonera lo roban a uno, el viernes pasado a mí me sacaron el celular, y eso que lo tenía bien guardado. Uno no sabe cómo hacen, pero lo cierto es que en las filas hay ladrones pendientes de robar a las personas”, añadió Ricardo Núñez, residente en Compartir.

Aunque a este medio no llegaron testimonios directos sobre atropellos en contra de las mujeres que abordan el sistema, algunos usuarios aseguraron que en medio de las aglomeraciones hay desadaptados que aprovechan para tocarlas y abusar de ellas, una situación que se rechaza desde todo punto de vista.

Lo que los usuarios piden es que se habilite lo más pronto la estación San Mateo para equilibrar las cargas y evitar que se siga presentando este tipo de aglomeraciones que representan doble peligro para las personas, teniendo en cuenta el sobrepeso al puente y la situación de pandemia que se vive.