Esta fue la respuesta que dio el Secretario de Planeación de Soacha, Orlando Ramírez, al pronunciarse acerca de las denuncia hecha por los habitantes de sector La Isla de Compartir, sobre la invasión ilegal que desde hace unos días se está realizando en el terreno donde hace cinco años se iba a construir la Urbanización Colina de Santa Ana.


El pronunciamiento se produce luego de la advertencia hecha por la comunidad sobre las actividades irregulares que están cometiendo algunas personas, que luego de ocupar ilegalmente lo que alguna vez fue la casa modelo de la mencionada urbanización, comenzaron a vender lotes por valores entre 5 y 12 millones de pesos, que posteriormente comenzaron a ser demarcados e intervenidos por quienes compraron dichos terrenos.

“Vemos con preocupación que los propietarios de estos terrenos dejaron todo al olvido, con la obligación para municipio de tener que cuidarles el predio. Por parte de la Secretaría de Planeación iniciamos los procesos pertinentes ante la Dirección de Apoyo a la Justicia y la Inspección de Policía, notificando sobre los lanzamientos de ocupación. Igualmente se notificó a los urbanizadores, que de forma inmediata, al conocer la situación, solicitaron a la Dirección de Apoyo a la Justicia el desalojo de sus terrenos. Cabe anotar que hemos estado al tanto de la ocupación para evitar que haya más invasiones y más urbanizaciones ilegales”, explicó Ramírez.

El Secretario de Planeación aseguró que en la última visita que se realizó por parte de los funcionarios de la Dirección de Espacio Físico y Urbanismo al lugar, se encontró que no se ha realizado ningún tipo de obras adicionales, fuera de la reparación de las dos casas modelo. De la misma manera indicó que desde su despacho se mantiene la vigilancia para que no se vayan a realizar construcciones adicionales, agregando que se trata de un tema que está por definirse en la Dirección de Apoyo a la Justicia, el cual debe tener el resultado de la Resolución que ordena el desalojo de las personas invasoras.

Sobre las ventas denunciadas por la comunidad, el funcionario manifestó que “no hemos encontrado evidencias o antecedentes de que se estén desarrollando estas ventas de lotes, teniendo en cuenta que estos desarrollos ilegales se hacen a escondidas y nadie habla o da información al respecto, ni siquiera las personas que compran esas viviendas, por el temor de exponerse a una demanda por parte de la Administración Municipal. No obstante, quiero comentarle a la ciudadanía que se abstenga de comprar cualquier tipo de lote en lugares no autorizados, y que antes de realizar cualquier trámite relacionado, se acerque a la Secretaría de Planeación con el fin de que podamos asesorarla en la compra de proyectos que cumplan con el lleno de requisitos, para que no pierdan su dinero o terminen comprando problemas”.

Por último, Ramírez Escobar resaltó que los lotes en mención no cuentan con ningún tipo de licencia, permiso o autorización para construir y/o vender predios en ese lugar, y aseguró que en el momento en que se realice el desalojo de las viviendas, se ordenará la demolición de dichas construcciones para que no se vuelvan a presentar ocupaciones.