Esto es muy cierto, como también lo es que hace aproximadamente 44 años se dieron algunos pincelazos al respecto, pero que no fueron suficientes debido al crecimiento de la población educativa, tanto en la primaria, secundaria y universitaria, época en que el municipio se acercaba a los cien mil habitantes y la población estudiantil era aproximadamente de sesenta mil.


Pregunto estadísticamente: cuál es la población estudiantil en el año 201,1 cuando el índice de habitantes del municipio se acerca a un millón?.

Considero que la primera responsabilidad política y social de un gobernante es la EDUCACION en todos los sentidos de la palabra y desde luego el gobernante que lo logre pasaría a la historia del municipio a ocupar el primer pedestal en su memoria que nunca ha existido, y desde luego si no se logra este objetivo, no nos quepa la menor duda que Soacha, en menos de 20 años llegue a la ecatombe total ya pronosticada.

El proyecto de reforma debe ser diseñado, mínimo a 20 años y debe comenzar por la elevación del nivel académico de las instituciones educativas en todos los grados. Cómo?, considero que lo más lógico y correcto es capacitando al cuerpo docente en forma constante y permanente con cursos, especializaciones y posgrados en la medida de lo posible, porque estoy plenamente convencido que los resultados de esta preparación redundarán en beneficio de nuestras juventudes, no solo para ingresar a la secundaria sino también a la carrera universitaria y así tener profesionales en el futuro que nos representen en la administración municipal, departamental y nacional.

No debemos olvidar que para lograr este objetivo fundamental, reitero una vez más que es necesario pensar en el eje más importante de la pedagogía como es el cuerpo docente cuyo gremio comparado con todas las demás profesiones es el menos remunerado social y económicamente en el país y que requiere mayor ayuda estatal como también mayores incentivos y bonificaciones durante el año lectivo para que los docentes brinden más rendimiento intelectual y enriquecimiento a las futuras generaciones de Soacha, logrando un
alto nivel académico para una mejor oportunidad en el ingreso a las universidades.

Llevando a cabo lo anteriormente expuesto, los estudiantes se sentirán orgullosos y agradecidos de haber egresado de los mejores planteles educativos como lo fueron en otras épocas el Colegio María Auxiliadora, el Colegio Bolívar y el colegio Departamental, los cuales estaban en los mejores niveles académicos, como también recordarán el deber cumplido de los gobernantes municipales que promovieron y llevaron a la práctica la reforma educativa que tanto necesita Soacha.