Así es el nombre de la campaña que promovió durante varios meses la Dirección de Transporte de Soacha y que culminó ayer en el centro de la ciudad.


La campaña consistió en el montaje de una carpa dotada de sillas, fotos y un proyector; se invitaba a la comunidad y se formaban grupos de veinte o treinta personas para que escucharan una charla apoyada con fotografías de trágicos accidentes de tránsito y un video educativo en cuanto a normatividad y formas de comportamiento ciudadano.

Según Carlos Tobón, funcionario de la Dirección de Transporte, «la idea con esta serie de campañas es concientizar a la población de Soacha, incluyendo a conductores, peatones, ciclistas y motociclistas, en torno al buen comportamiento en la vía, el respeto a las normas y señales de tránsito y la tolerancia».

Llamó la atención en la campaña la galería fotográfica sobre accidentes de tránsito reales, aunque hay fotos no aptas para niños por la forma como se evidencia el hecho. Pero se ha demostrado que éste tipo de muestras impactan más al ciudadano, y la mayor parte de conductores y peatones coinciden en afirmar que luego de ver una foto o un video trágico, su comportamiento en la vía cambia.

Aunque la Dirección de Transporte culminó así la serie de campañas orientadas al buen comportamiento ciudadano que emprendió en 2008, continuará su labor de prevenir la accidentalidad y su compromiso de controbuir al mejoramiento de la movilidad en el perímetro del municipio.