Como si se tratara de una epidemia de nunca acabar, el engaño de organizaciones dedicadas a invadir terrenos para luego venderlos a personas incautas no cesa en Soacha. La banda más reconocida son los denominados “tierreros”, quienes justamente engañaron a tres familias que fueron desalojadas en la madrugada de este martes en el sector de Cazuca.


defensoria-1.jpg

El estado del terreno en sectores como Altos de Cazucá y La Florida se presta para que las organizaciones dedicadas a invadir lotes baldíos y abandonados actúen con tranquilidad, más si las autoridades municipales no se preocupan por cuidar y evitar que este fenómeno avance.

Fruto de ese descuido y abandono por parte de las autoridades de Soacha, en cabeza de la alcaldía municipal, tres familias desplazadas fueron engañadas y ubicadas en lotes de terreno con un alto riesgo de deslizamiento. Por esto, en la madrugada del martes 20 de septiembre, funcionarios de la inspección de Policía, la Secretaría de Gobierno y la Policía de Soacha desalojaron las viviendas en la zona de Altos de Cazucá.

defensoria.2.jpg

Funcionarios de la Regional Cundinamarca de la Defensoría del pueblo acompañaron la diligencia de desalojo para verificar que todos los procedimientos durante el operativo se apegaran a la ley.

Las nueve personas desalojadas de sus viviendas, todas en condición de desplazamiento, fueron engañadas por los denominados «tierreros», los cuales venden lotes abandonados de manera ilegal.

Entretanto, la Defensoría del Pueblo gestiona ayudas humanitarias para estas personas con la Alcaldía de Soacha y la Unidad de Atención y Orientación a las Personas en Situación de Desplazamiento.