San Mateo es uno de los sectores más afectados por la invasión de vendedores ambulantes en sus calles. La Avenida 30, desde el Centro Comercial Unisur hasta la Cra 9 este, está totalmente invadida y por sus andenes y aceras es imposible el paso de los peatones.


ExpoSoacha-2019

ExpoSoacha-2019

La comunidad manifiesta que lleva mucho tiempo tratando de que las autoridades le presten atención a esta delicada situación, puesto que las calles y cuadras están siendo utilizadas para instalar ventas ambulantes, obligando a los almacenes a sacar la mercancía y así contribuir a la agudización del problema.

“Como todos sabemos, los problemas de inseguridad, invasión del espacio público, presencia de habitantes de la calle, jibaros y el consumo de drogas, es un tema que los presidentes y líderes enfrentamos día a día como representantes de nuestras comunidades; son problemas reales que tenemos en la comuna cinco y en todo el municipio, es algo que sabe toda la parte administrativa de la alcaldía, el secretario de gobierno y la Policía Nacional.
Nosotros hemos estado hablando con el coronel Murillo, él sabe todo sobre el tema, se han enviado derechos de petición; el secretario de gobierno también nos recibió y estuvimos hablando de esta problemática, pero vemos que no hay soluciones administrativas, no hay voluntad política para enfrentar esta situación, o por lo menos bajar los índices de inseguridad. Ahora, si vemos los vendedores ambulantes también nos traen problemas de inseguridad, desorden y estética”, comentó Luz Alba Arciniegas, presidenta de la JAC del barrio San Lucas I sector.

Los sectores más afectados por los inconvenientes que se han venido presentando son los barrios Santillana, la avenida 30 de San Mateo y la parte del Bosque, aunque las zonas más neurálgicas se ubican en la planta electrificadora y el centro de Salud, donde permanecen jóvenes consumiendo drogas y asaltando a los peatones.

“La gente para caminar intenta pasar por debajo de los parasoles porque la vía está totalmente invadida, y por más que se pida que se reubiquen no lo hacen, manifestando que todos tienen derecho a trabajar. La Policía no hace nada, antes participa comprándole a los vendedores, sabemos que trabajar en la calle es muy duro y que todos necesitamos ganarnos el sustento, pero ya estamos cansados de que las autoridades no controlen las ventas ambulantes y que hay ladrones infiltrados en las carretas, pero aun así no hacen nada”, expresó un comerciante de San Mateo II Sector.

El problema de la invasión al espacio público es tan grande que en muchas vías ya no hay espacio en los andenes y toda el área creada para los peatones está copada de mercancías. En sectores como las calles 13 y 15, el parque, la avenida 30 de San Mateo, Compartir y Quintanares se perdió la esencia de lo público. Tienen razón quienes afirman que ahora esas zonas son un monumento al desorden, a la vergüenza, a la inseguridad y al atraso.

“Pedimos recuperar el espacio público, que las autoridades hagan algo, estamos cansados de la incomodidad para caminar y de la inseguridad, que nos está golpeando mucho, espero que las cosas cambien algún día”, concluyó Carmen Figueroa, vecina del sector de San Mateo.