En busca de oportunidades para potencializar las capacidades artísticas de los estudiantes de la Institución Educativa Ricaurte, llega inglés en las tablas, un festival que brindó la oportunidad a estos jóvenes de mostrar sus habilidades para el canto, la actuación y el manejo del inglés.


Invasión-carril-Transmilenio-soacha

Invasión-carril-Transmilenio-soacha

Desde los seis años a Angie Díaz le gusta cantar, su sueño es ser cantante, siempre ha esperado la oportunidad de poder mostrarle al público lo que más le gusta hacer. En el colegio no cuenta con formación para explotar su talento, sin embargo ella canta y canta en el transcurso del día para felicidad de su vida.

Para muchos cantar no resulta nada fácil, para otros actuar puede ser fácil o difícil, solo lo saben aquellos que lo experimentan; en la televisión se actúa de una manera muy diferente que en el teatro, eso dicen quienes se dedican a éste trabajo.

Angie tuvo conocimiento de una obra de teatro que se realizaría en el colegio y de la necesidad de encontrar personajes con buena voz; cuando supo de la obra, ella se dijo: “este es mi punto y aquí voy yo”. Al igual que ella, su amiga Jessica Julieth Torres también tuvo un pensamiento similar, se presentó a la audición para la obra con la canción Causa y Efecto, de Paulina Rubio. Fue así como estas dos adolescentes lograron ser parte de la obra “Igualdad de género” obra que posteriormente les dio el primer en el festival “Inglés en las tablas 2009” de la Corporación Mundial Tercer Milenio para el Desarrollo CORPOMUNDI, organización que se dedica a desarrollar programas sociales a favor de los sectores más vulnerables de la población Colombiana. Su objetivo es promover y apoyar el aprendizaje de distintos idiomas. Así, desde el año 2000 se concentra en motivar a los niños de las instituciones educativas para aprender el idioma inglés, prioridad en este mundo globalizado.

Leonor Bejarano, rectora de la Institución Educativa Ricaurte, propuso la idea a los docentes, quienes no dudaron en apoyarla, ellos junto con los estudiantes de octavo a undécimo grado participaron en la creación del libreto en español, posteriormente cada curso traducía un segmento de la obra hasta completarla en el idioma a concursar, el inglés.

La obra trata la discriminación de la mujer y los homosexuales, tema que hace referencia a uno de los ocho objetivos del milenio, propuesto por la Organización de las Naciones Unidas.

La obra dura 30 minutos, en los cuales se pueden apreciar diálogos en inglés. “Escenas de mucha alegría a tal punto de producir risas”, es lo que expresa Jessica Julieth Torres de grado séptimo, quien participa en la obra como cantante del coro, interpretación que realizan con ritmos como rap, hip hop, romántico y reggae.

Natalia Pardo del grado sexto asegura que “los ensayos fueron difíciles porque se presentaron problemas y peleas, pero se llegó a la meta de trabajar todos juntos para sacar la obra adelante y obtener un reconocimiento en el municipio”, exhaltación q ue se logró gracias a el esfuerzo y el trabajo conjunto de la institución educativa que participó por primera vez en este festival.

parroquia-apostol-san-mateo.jpgPara los jóvenes participantes de la obra fue una gran impresión cuando se presentaron por primera vez en el teatro Montessori de la ciudad de Bogotá, gran cantidad de público, apoyo permanente por parte de sus compañeros de colegio y el logro del primer puesto, fue una satisfacción cumplida. “Hicimos presencia por experimentar en este festival que busca incentivar el bilingüismo, lo mejor de todo fue ser ganadores y tener la oportunidad de participar para el año 2010 con una nueva obra, según el tema que la corporación proponga. El reto es seguir siendo el número uno, es la meta propuesta por la rectora de la I.E Ricaurte.

Los 25 ganadores están invitados a un tour por Bogotá a visitar los sitios más importantes; en cuanto a las presentaciones hay que asistir por obligación a los diferentes eventos invitados por la corporación y en el momento que se incumpla cualquier invitación, se pierde la copa.

Los actores en medio de risas aseguran que no son muy buenos para el inglés, “pero por medio de la música fue mucho más fácil aprenderlo”. Con diversión, integración y responsabilidad, este grupo hizo del inglés un idioma del que quieren seguir aprendiendo y cantando.