Cinco oficiales hacen parte de la nueva cúpula militar en Soacha nombrada por el Ejército Nacional. Sus integrantes reiteraron que el servicio sí es obligatorio, se refirieron a las denominadas batidas y a la incorporación de bachilleres al séptimo contingente de 2016, entre otros temas.


ejercito-soacha.jpg

La nueva cúpula del Ejército en Soacha está integrada por el Teniente coronel Murillo Sánchez Héctor William, comandante Zona 13 de reclutamiento; Mayor Franco Castro Wilmer Ferney, comandante del Distrito 59 de la Zona 13; Teniente coronel Umaña García Carlotz, comandante del Batallón de PM Número 13 y el Capitán Quiroga Álvarez Efraín, encargado de la acción integral e incorporación.

Como comandante del DM 59 en Soacha, el Mayor Franco aseguró que su misión es la de direccionar, planear, dirigir y controlar la incorporación de los soldados que van a prestar su servicio militar y definir la situación militar de aquellos que por excepciones de ley no lo hicieron.

En cuanto al servicio militar para los jóvenes colombianos, el oficial dijo que sí es obligatorio. “Claro que es obligatorio, en Colombia no hay ninguna ley que lo derogue, hay excepciones de ley, que es otra cosa”, dijo.

Sin embargo, en lo referente a las denominadas “batidas”, el oficial fue enfático al afirmar que están prohibidas. “Nosotros tenemos un personal que va con órdenes claras, las batidas no se pueden hacer, están prohibidas, no podemos subir ciudadanos a camiones ni llevarlos, el que lo haga se someterá a ser retirado de la institución, somos muy rigurosos en eso y no vamos a permitir que alguien lo haga, si eso sucede, por favor nos avisan de inmediato”, sostuvo.

Un aspecto a tener en cuenta por los jóvenes es la incorporación al séptimo contingente de 2016, para lo cual los bachilleres entre 18 y 28 años que no hayan definido su situación militar, se deben presentar los días miércoles 31 de agosto y jueves primero de septiembre al Estadio Municipal Luis Carlos Galán.

“Van a ser jóvenes que pertenecerán a la PM 13, que tiene jurisdicción en Bogotá y Soacha, ellos van a realizar una fase de entrenamiento para lo cual los vamos a capacitar con el fin de que puedan cumplir su misión de la mejor manera”, añadió.

Entre tanto, el Capitán Efraín Quiroga habló de algunos beneficios para los jóvenes bachilleres que deseen prestar su servicio militar. “Quienes han tenido interés por la música pueden hacer parte de una de las mejores bandas de unidades militares del país. Además si ha sido votante, tendrá una disminución en el tiempo de servicio durante el año que está estipulado para bachilleres; otro es el aumento de un porcentaje dentro del puntaje total de su examen de estado y la posibilidad ingresar a instituciones de estudios superiores que tengan convenio con el Ejército”.

Finalmente, el mayor Franco aseguró que en la actualidad el Ejército da un trato humanitario a quienes prestan servicio y se refrió a otros beneficios que otorga la institución:

“En el momento en que el joven sea incorporado a nuestro Ejército va a tener servicios de sanidad, alimentación, alojamiento, vestuario, instrucción táctica y técnica, entrenamiento, bonificación y si tiene una situación de calamidad se le otorgan unos permisos. Una vez termine obtendrá su libreta de primera clase y ese año se le suma a su pensión, es decir, un año menos que cotiza; las universidades no le pueden quitar el cupo y tiene la posibilidad de ser becado en escuelas de formación si quiere seguir su carrera militar como oficial o suboficial”, finalizó.