Aunque esta empresa de salud hace alarde de su eslogan ‘Gente cuidando gente’, lo cierto es que esta frase está muy alejada de la realidad, cuando se observa el drama humano que viven decenas de usuarios a diario, en el momento en que tienen que rogar para acceder a una consulta médica, la entrega de un medicamento o la asignación de un servicio especializado.


Periodismo Público.com conoció los casos de algunos usuarios, todos personas de la tercera edad, que manifestaron sentirse inconformes e indignados por la forma como son atendidos en la Nueva EPS de Soacha, el trato que reciben de los funcionarios de la entidad y las paupérrimas condiciones a las que tiene que someterse mientras esperan ser atendidos en un sitio pequeño que apenas tiene dos consultorios para atender a un promedio de 2300 personas.

“Tengo mi suegra de 83 años afiliada desde hace más de 40 al Seguro Social, que en vez de mejorar el servicio lo presta cada vez peor. Ella necesita que la atiendan los especialistas y las citas son muy demoradas, o sino dicen que el teléfono no es el correcto, o no nos dan bien la extensión a la que debemos comunicarnos. Por si fuera poco, ahora con este edificio nuevo la gente está hacinada, mientras que donde estaba antes, en Colsubsidio, era mucho mejor, porque incluso nos daban las citas por teléfono, pero mire ahora cómo está la situación”, explicó una usuaria de la Nueva EPS en Soacha.

“Somos una comunidad que paga su seguro médico oportunamente, pero vea a dónde nos trasladaron, a un sitio que no tiene ninguna ventilación, que sólo cuenta con dos consultorios médicos para atender 2300 personas que tiene afiliadas en este momento. Hoy por ejemplo se pueden contar más de 300 personas asfixiadas en la sala de espera, incluso ha habido señoras con bebés y adultos mayores que ruegan porque les den una cita, pero lo que pasa es que no hay medicamentos ni nada para atender dignamente a los pacientes. Yo por ejemplo soy una persona diabética, que tiene que aplicarse insulina tres veces al día , y en este momento ya completo tres días esperando a que me den esta medicina. Se tiene que mostrar la miserablesa que debe soportar la comunidad para que sea atendida, dan una sola ficha y hay muchos turnos de espera, he durado hasta dos horas esperando a que me atiendan y me pasen al consultorio, no se justifica que sólo haya dos médicos para atender a todas estas personas”, agregó Jaime Ramírez, usuario de la Nueva EPS en Soacha.

“Yo practico ciclismo a diario, un día pasé temprano, iba a llover y vi cómo estaban los ancianitos a las afueras de la Nueva EPS esperando una cita para laboratorio. En el otro lado, cuando la Nueva EPS estaba ubicada en Famimédica Colsubsidio, atendían a la gente desde las 6am, pero acá a las 7am los ancianos estaban mojándose. Yo le he pagado al Seguro Social durante 40 años, y ahora por tres o cuatro irresponsables nos tienen perjudicados a todos, no hay ni por dónde entrar, y lo peor es que nadie nos ayuda”, manifestó otro usuario de la Nueva EPS en Soacha.

Sólo con ver el interior de las instalaciones de la Nueva EPS en Soacha, se puede evidenciar la precaria atención que reciben los usuarios de esta entidad. Allí se encuentran personas hacinadas, enfermas, en medio de un completo caos y un desorden incontrolable.

Aunque este medio buscó dialogar con las personas encargadas de la entidad en el municipio, no fue posible obtener una respuesta sobre las inconformidades manifestadas por los usuarios.