La falta de agua también afecta a esta urbanización de la comuna tres; además la ausencia de medidores ha originado una seria problemática a sus residentes.


Aunque en los últimos meses se ha generado un amplio debate por la escasez y las limitaciones que hay para acceder al servicio del agua en las nuevas urbanizaciones, el problema no es exclusivo de estas nuevas viviendas.

El problema en Hogar del Sol, tal como sucede con los nuevos proyectos que avanzan sin pausa en Soacha, es que la constructora que hizo las viviendas entregó los predios a los propietarios sin los medidores del agua, razón por la cual la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá ha desistido de darles el suministro de agua, obligando a que la comunidad opte por realizar conexiones ilegales, dada la imposibilidad de tener un verdadero y digno servicio de acueducto.

Según cuentan los vecinos, lo que empeora la situación es que la misma constructora ha motivado a que se realicen estas conexiones ilegales, ante la negativa de instalar los medidores de agua. A pesar de que se han realizado varias solicitudes a la constructora para que se realice la instalación de dichos medidores, esta ha respondido con evasivas:

“La constructora no nos ha respondido por nada, escasamente nos entregó los lotes, luego de varias exigencias y peleas que tuvimos que dar para ello, porque de lo contrario no hubieran entregado nada. Ellos nos dijeron que nos iban a entregar todo con servicios públicos, zonas verdes arregladas y andenes, pero no ha sido así porque todo nos ha tocado hacerlo a nosotros. Llevo año y medio viviendo aquí, no tenemos medidor de agua, además nos da miedo que nos lleguen a suspender el agua por tener conexiones ilegales, aunque nosotros no tenemos la culpa de que la EAAB no nos dé el servicio por no tener medidores instalados. La constructora debe respondernos porque nosotros pagamos para que nos dieran unas casas con servicios y todo incluido, no para tener esto que tenemos ahora”, explicó Yolanda Chaparro, habitante de Hogar del Sol.

“En nuestras casas no tenemos medidores del agua, nos hemos visto afectados porque la constructora nos falló. En la actualidad nos abastecemos por medio de conexiones ilegales de agua, por eso necesitamos que nos instalen los medidores, pues hemos hecho muchas peticiones que hasta el momento no se han respondido. Voy a cumplir cuatro años viviendo acá y siempre hemos tenido la misma problemática. Yo le compre a un segundo propietario que me vendió la casa con la seguridad de que la constructora se encargaría de ponernos todos los servicios, pero hasta el momento nos ha tocado sostenernos por cuenta propia. Este problema nos ha perjudicado mucho porque además acá se tapan las alcantarillas, y cuando uno llama a la empresa de acueducto esta no nos colabora, precisamente porque no tenemos los medidores”, expresó Marcela Salazar, residente de Hogar del Sol.

Son tres las etapas que se ven afectadas con la falta de medidores de agua y cuatro los que han pasado esperando a que la constructora dé soluciones a esta situación. Una propuesta hecha por la EAAB fue la de instalar los medidores, siempre y cuando la comunidad cubriera el costo de este servicio, algo que por supuesto fue rechazado por los vecinos por considerar que era injusto que ellos tuvieran que pagar por las irresponsabilidades de la constructora de sus viviendas:

“Ya llevamos mucho tiempo esperando a que nos solucionen esto de los medidores, pero nada que nos resuelven este problema. Como si fuera poco también tenemos la dificultad con el alcantarillado, porque el agua se rebosa y se viene hacia las casas. La Empresa de Acueducto ha venido en algunas ocasiones, dijo que iba a solucionarnos esto, pero no nos han dado ninguna respuesta”, agregó Blanca Abril, vecina de Hogar del Sol.

“El problema de nosotros viene desde hace muchos años, las casas nos las entregaron sin problema, pero como se sabe, los servicios básicos de agua y energía debían ser entregados a la comunidad. En este caso los medidores de la energía eléctrica y de la empresa de acueducto no fueron entregados en la V etapa (más o menos 82 familias) y la IV (alrededor de 130 – 140 familias), además de la etapa Iboca. Una vez vinieron unos funcionarios de la Empresa de Acueducto a cortarles el agua a los habitantes de la V etapa, pero se logró evitar esto gracias a una gestión hecha con la Dra. Xiomara Narváez, teniendo en cuenta que el problema que tenemos es responsabilidad de la constructora que nos vendió las casas, porque esta no puso los medidores y le dijo a la comunidad que se conectara ilegalmente al tubo matriz…

… La Dra. Narváez nos propuso que ella instalaba los medidores, pero que el costo lo debía asumir la comunidad. No entiendo por qué nosotros debemos pagar por culpa de unos constructores irresponsables que no ponen la cara por eso. Claro está que la EAAB no ha aceptado estas etapas, debido a que no cumplieron los requerimientos de la empresa para la provisión del servicio. El otro problema es que tenemos una tubería de cuatro pulgadas, en donde se reciben las aguas servidas del barrio, pero lo mínimo que deben tener estas es entre cinco y ocho pulgadas, a fin de que no tengamos el problema que tenemos en este momento, con las inundaciones y el rebosamiento de las aguas”, indicó Aldo Di Gracia, ex presidente de la JAC de Hogar del Sol.

Aunque Di Gracia manifestó que han recibido la colaboración del Ingeniero José Ladino de la EAAB, e incluso la Dirección de Servicios Públicos, la situación sigue siendo crítica por cuanto no se ven soluciones prontas a la situación de ilegalidad que hay con el agua en Hogar del Sol:

“He hablado con el Ingeniero Javier Verdugo de la EAAB para ver con quién podemos contactarnos para que nos ayuden con este problema y finiquitemos esto, porque no podemos seguir como una ilegalidad, tal como estamos en este momento”, concluyó el ex presidente de la JAC de Hogar del Sol.