Nunca ha habido tantos juegos para móviles disponibles, ¿será este el futuro de estos?

Corren grandes tiempos para los usuarios que disfrutan de juegos en línea desde sus dispositivos móviles. Aunque parece que esta es una realidad que siempre ha estado con nosotros, lo cierto es que esto no ha hecho más que comenzar.

Es así como no hace mucho hemos visto como salían al mercado títulos de juegos que durante años solo estaban disponibles para videoconsola o PC. Es el caso del Call of Duty, PUBG, Apex Legend, Ni no Kuni; Cross World o Fortnite; entre otros nombres.

Teniendo en cuenta que cada vez son más los desarrolladores y estudios de desarrollo que ven el potencial de los dispositivos móviles (entre los que están los smartphones y tablets) podemos predecir cuál será el futuro que les espera a estos durante este 2022 y un futuro no demasiado lejano.

El crecimiento del número de juegos disponibles

Como hemos mencionado, el número de títulos disponibles para dispositivos móviles está creciendo de una manera muy rápida. Aunque no solo en tanto a lo que número de juegos se refiere, sino también a la calidad que estos ofrecen en los aparatos que podemos llevar hoy en día en nuestro bolsillo. Si bien es cierto que no solo el sector de los videojuegos es el que se ha lanzado a esta nueva aventura, ofreciendo juegos para móvil, o adaptaciones de lo mismo. Otros como el sector de los juegos online también ha comenzado a optimizar sus títulos para estos.

Los casinos online se caracterizan por estar a la moda, haciendo uso de las últimas innovaciones del sector. Durante la última década se han centrado en ofrecer los juegos más novedosos, con grandes características como gráficos y sonidos increíbles. Pero este no es el único cambio que han realizado. También se han centrado en ofrecer sus títulos y servicios a través de estos nuevos dispositivos, añadiendo una serie de servicios añadidos como los mejores bonos de primer depósito y cientos de giros gratis que puedes utilizar en máquinas tragaperras online con dinero real y que no están disponibles en su homólogo físico. De este modo, ambos sectores validan y apoyan el nuevo proceso de gamificación móvil en el que estamos inmersos.

Nunca fue tan fácil jugar a nuestro juego preferido

Hace ya años en los que vemos que los gigantes dentro del sector de las telecomunicaciones y la tecnología móvil no solo se centran en ofrecer especificaciones externas o de hardware excelentes como puede ser una cámara de calidad; también están trabajando en lo interno, ofreciendo procesadores muy potentes que ayuden a un mejor funcionamiento de estas aplicaciones. Y todo esto sin pasar por alto la evolución de las pantallas, que han pasado de ser una parte más, a ser uno de los ingredientes principales, gracias a las pantallas sin bordes o las pantallas inmersivas.

Durante muchos años hemos visto como los diseñadores trabajaron para conseguir teléfonos cada vez más pequeños. Pero cuando se dieron cuenta del potencial que estos tenían y las capacidades que se les podían añadir, empezaron un proceso diferente, en el que el tamaño es bastante importante para poder cubrir las necesidades actuales de sus usuarios. De ahí que cuenten con grandes pantallas que permitan disfrutar del mejor entretenimiento online, entre el que están los juegos online de los que hablábamos.

La extensión del móvil

A esto se suma la extensión de su uso que ha hecho que la competencia y la disponibilidad de nuevos modelos los hagan más accesibles para todos los públicos (y bolsillos), gracias a las nuevas gamas medias y bajas que encontramos en el mercado. Lo que hace que hoy en día no tengamos que invertir grandes sumas de dinero para poder hacernos con un dispositivo móvil con grandes características y especificaciones que nos permitan disfrutar de los últimos títulos disponibles de juegos online para estos.

Como hemos podido ver, ninguno de los sectores relacionados con estos, entre los que están las empresas de telecomunicaciones y los gigantes tecnológicos, quieran perder la oportunidad que la industria móvil les ofrece. Un éxito que parece no ser algo momentáneo, sino algo que ha llegado para quedarse, o al menos lo hará durante un gran periodo de tiempo. Algo que ya indican los datos y las tendencias que seguimos en la actualidad.

Foto: Educación 3.0